Seguros para camiones

Seguros para camiones Automóvil

En este artículo podrás informarte acerca de

El transporte de mercancías por carretera supone más del 80% del total del transporte de mercancías en España. Cuando se alcanza un porcentaje tan alto es porque existe un buen número de conductores y empresas que usan el transporte por carretera como medio principal, y quizá si estás leyendo este artículo te interesa saber las diferencias entre un seguro de coche y un seguro de un vehículo dedicado al transporte de mercancías.  

Vamos a tratar de explicarte las diferencias en las siguientes líneas, aunque ya te adelantamos que existen similitudes, como la responsabilidad civil o la protección del conductor, y grandes diferencias, como puede ser la necesidad de asegurar la carga ante cualquier imprevisto. 

Asegurar mi herramienta de trabajo

Como decíamos, los seguros dedicados a vehículos industriales y camiones guardan similitudes con los seguros de coche. En particular, son muy similares las coberturas del seguro a terceros, por el que quedan cubiertos los daños que podamos ocasionar a otros siendo responsables del accidente. Debido a la cantidad de horas que se pasan en la carretera, la probabilidad de sufrir un siniestro aumenta, por lo que esta cobertura es de gran importancia en estos vehículos.  

Por otra parte, también podremos añadir coberturas adicionales, como son la cobertura por robo, tanto del vehículo como de la mercancía, o la cobertura de incendio, así como la cobertura de asistencia jurídica o de asistencia en carretera, y la cobertura por la rotura de lunas. Como ves, las similitudes hasta aquí son fácilmente detectables.  

Es interesante remarcar que como principal diferencia con los seguros de coche, en los seguros más básicos de camión ya se contempla la protección del conductor, de manera que en el caso de que se produzca un accidente, la póliza más básica contempla ya la asistencia médica e, incluso, la indemnización por fallecimiento, garantías que, salvo ampliación, no se encuentran en los seguros de coche a terceros.

A la hora de asegurar nuestro camión las compañías aseguradoras nos van a hacer preguntas acerca del tipo de camión del que se trata, si es un camión rígido, de una sola pieza estructural, o si se trata de una cabeza tractora, destinada al transporte de uno o más remolques. Asimismo, nos preguntarán el peso, una cuestión que cobra mucha importancia ya que de ella depende buena parte del precio. Y otra cantidad dependerá de la antigüedad del camión, que será otro de los datos que nos pedirán.

Por otra parte, deberemos responder también a las preguntas acerca de nuestra movilidad esperada con este camión, es decir, si vamos a transportar mercancías en territorio nacional, o si vamos a incluir Portugal, o si vamos a circular dentro de la Unión Europea o incluso en territorio plenamente internacional, entendiendo como tal los países que no forman parte de la Unión Europea.  

Y por último, también se nos preguntará por el uso que queremos darle al camión, en cuanto a la propiedad de la mercancía. Así, se puede hablar de un uso privado cuando la mercancía a transportar es de nuestra propiedad, pero si transportamos mercancía para terceros hablamos entonces de un uso público

Asegurar el objeto de nuestro trabajo

Ahora que pasamos a hablar de la mercancía, y, una vez que hemos definido la carga como el objeto propio de nuestro trabajo, es decir, lo que vamos a transportar, es posible que queramos contar con un seguro que nos proteja de los diferentes siniestros que esta mercancía pueda sufrir.  

A la hora de diferenciar la carga, tendremos que diferenciar entre mercancías generales, áridas o mercancías peligrosas, siendo estas últimas las únicas que requieren de forma obligatoria de la contratación de un seguro que nos proteja ante el riesgo especial que supone este transporte. También existe una diferencia entre los modelos de seguros para las mercancías, entre los que debemos diferenciar los seguros de responsabilidad de carga, y los seguros de daños a la mercancía.  

Respecto de los seguros de responsabilidad de carga es importante saber que mediante su contratación el conductor queda liberado de tener que responder por los daños o las pérdidas de la mercancía que transporta. La cuantía de la indemnización que corresponda se calcula de acuerdo con un índice conocido como IPREM, siglas que se refieren al Índice de Renta de Efectos Múltiples, y que asigna un valor establecido a cada kilo de mercancía, sin tener en cuenta el valor real de cada pieza transportada.  

En cuanto a los seguros de daños a la mercancía, es necesario saber que en este caso debemos conocer el valor de las mercancías que transportamos, ya que este seguro calcula la indemnización de acuerdo con el valor estimado más cercano de la carga que transportamos. Este valor se recoge en la declaración que se firma al suscribir la póliza, y por tanto se hace imprescindible conocer el valor de la carga para que la cuantía de la indemnización se acerque lo más posible a dicho valor.  

Como ocurre con los seguros de coche, en la actualidad hay un buen número de compañías que ofrecen seguros muy interesantes para los transportistas profesionales, por lo que te recomendamos que dediques un tiempo a comparar las coberturas y los precios de cada compañía. Las diferencias, como verás, pueden ser muy significativas.

Artículos destacados

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS

  • COCHE

  • MOTO

  • Seguros de Hogar

    HOGAR

  • Seguros de Salud

    SALUD

  • Seguros de Vida

    VIDA

  • Seguros de Accidentes

    ACCIDENTES

  • Seguros de Accidentes

    DECESOS