Ventajas e inconvenientes del coche automático

En España este tipo de vehículos no está muy extendido y es más caro Consejos y curiosidades en el Blog de El Corte Inglés Seguros. Automóvil

Desde hace unos años va creciendo el interés en nuestro país por los coches con cambio automático. De hecho, en España hay una aceptación aún relativamente baja de este tipo de sistema en comparación con mercados extranjeros, como el estadounidense, aunque nuestro país poco a poco se ha ido adaptando a este tipo de cambio de marchas que tanto ha tardado en colarse entre nosotros. 

Seguro que hay muchos que se preguntan si, además, el seguro de coche será más caro por tener un vehículo automático…

Cada vez es más habitual la venta de coches automáticos

La comercialización y demanda de este tipo de coches siempre se había enfocado hacia vehículos de alta gama y versiones más caras, aunque en la actualidad se está expandiendo a todo tipo de vehículos.

Uno de los motivos por los que no acababa de calar en el mercado es que tenían un precio bastante más elevado que el mismo coche si estuviera equipado con un cambio manual. Además, las averías muchas veces son más costosas e históricamente suponía un mayor gasto de combustible.

Los coches automáticos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, igual que tienen defensores y detractores

Sin embargo, se está produciendo un cambio de tendencia y, poco a poco, este tipo de vehículos comienza a ganar adeptos. El motivo principal: la evolución de los cambios automáticos, que incluso pueden llegar a superar en consumos y rapidez a los manuales y que pueden ofrecer una conducción más deportiva y parecida a la de un cambio manual cuando incluyen la opción de cambio secuencial con levas (en la propia palanca de cambios o en el volante).

Hace más de una década, las marcas ofrecían cajas de cambios automáticas en versiones de alta gama y podían encontrarse solo en algunos de gama media, con pocas velocidades caracterizadas por ser lentas en cambiar, por su mayor consumo de combustible y por ser menos eficaces en cuanto al frenado.

En la actualidad, los cambios en la electrónica de los vehículos han dado lugar a una nueva generación de cambios automáticos mucho menos bruscos, más rápidos, más eficientes en cuanto al consumo y que se ofrecen como alternativa hasta en las marcas más generalistas y accesibles al gran público en sus modelos de pequeño y mediano tamaño. De hecho, algunas marcas solo ofrecen sus modelos ‘premium’ con cambio automático, pero los nuevos conductores también buscan sus primeros coches en las versiones más económicas con cambios automáticos, por la comodidad que supone su conducción sin temer al complicado proceso de cambiar de marcha cuando acabas de obtener tu permiso de conducir.

Ventajas

  • Comodidad: es la razón fundamental por la que los conductores se deciden por este tipo de sistemas, sobre todo para circular entre el tráfico urbano y en medio de los atascos. Para los que piensan que su conducción puede resultar aburrida, ya no es un problema con los sistemas de cambio automático modernos, ya que siempre (o casi siempre, dependiendo del modelo) se puede cambiar con las levas de forma manual.
  • Seguridad vial: no tener que sincronizar el pedal del embrague con la palanca de cambios es un alivio para muchos conductores cada vez que sea necesario cambiar de marcha. No tener que estar pendiente de los pedales ni de la palanca, unido al hecho de que el coche no se pueda calar en ningún momento, hace que algunos conductores se centren más en la conducción y puedan circular sin el estrés añadido de que se pueda parar de golpe el coche en el peor momento.
  • Seguridad mecánica: ofrecen una cierta seguridad mecánica debido a un engranaje adecuado, en el se cambia de marcha en el momento preciso. Cambiar de marcha bruscamente puede derivar en alguna rotura, pero la mayoría de las nuevas transmisiones automáticas realizan cambios de marcha suaves, con rapidez y precisión.

Inconvenientes

  • Coste más elevado: como cualquiera puede comprobar las transmisiones automáticas aumentan el precio final del coche. De hecho, los que incorporan las cajas de cambios más elementales, suben en torno a unos 600 euros. Pero si se opta por cambios más complejos, como los secuenciales o DSG, suben de media unos 2.000 euros el precio final del coche. Y en marcas premium, la diferencia de precio puede ser aún mayor.
  • Revisiones en profundidad: mantener una transmisión de tipo automático requiere una revisión aparentemente más compleja. A más componentes y mayor dificultad técnica, mayor cantidad de revisiones. No podemos comparar estos mantenimientos con los de la caja de cambios manual, que es mucho menos problemático. Y también hay que tener en cuenta que las revisiones suelen ser más caras.
  • Consumos: antes, el consumo de combustible era ligeramente superior al de la versión manual -entorno a un 10%- pero con las cajas de cambio automáticas modernas se ha equilibrado, mejorando consumos y emisiones respecto de sus equivalentes manuales.

¿Qué dura más un coche automático o manual?

Esta pregunta podría ser similar a la de si fue antes el huevo o la gallina, porque hay opiniones para todos los gustos. 

Un dato que podríamos ofrecer es que en un coche con cambio manual se puede utilizar el motor como freno, bajando de marcha -técnica que resulta muy útil a la hora de descender puertos de montaña-. Al reducir de marcha, las revoluciones suben en proporción a la relación del engranaje, y eso provoca la progresiva detención del vehículo.

En contraposición, los automáticos más básicos no pueden realizar esta tarea, por lo que suelen gastarse más los discos del freno… y una conducción descuidada puede incluso llegar a deteriorarlos. Con un cambio de marchas automático que cuente con un sistema de cambio secuencial sí se puede usar el freno para esta acción sin ningún tipo de problema.

Un profesional del automóvil te diría sin duda que si cuidas bien tu coche -sea manual o automático-, tendrás vehículo para muchos años. Eso sí, debes circular con cuidado, tratar bien tu coche, por dentro y por fuera, hacerle un mantenimiento adecuado y llevarlo a sus revisiones reglamentarias para que disfrutes mucho tiempo de tu fiel compañero. 

Y nosotros te decimos que un buen seguro es el mejor aliado para ayudarte a que lo tengas como nuevo durante todo ese tiempo, así que no esperes más para comparar seguros de coche y ver cuál es el que más te interesa.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS