La posición sobre una moto es un aspecto fundamental que debemos controlar para lograr una conducción segura y cómoda.

Una mala postura sobre la moto puede provocar cansancio en el conductor, dolores en las piernas, brazos y espalda, así como una desestabilización de la máquina.

Si, al conducir una moto, te encuentras incómodo, esto restará atención a la conducción, lo que puede ser peligroso, pues cuando conducimos un vehículo o una moto, es primordial que nuestros cinco sentidos estén centrados en ella.

¿Sabes cuál es la mejor posición para conducir una moto? Toma nota:

  • Siéntate bien. Colócate en el punto central del asiento, ni en la zona más delantera ni en la más trasera, para no forzar la postura sobre la moto.
  • Los brazos deben alcanzar la zona de las manetas del manillar de forma cómoda y natural. Lo más recomendable es que los estires y que permanezcan algo doblados de forma relajada. No es recomendable ni que estén demasiado estirados, ni que tampoco se doblen demasiado. La postura de los brazos debe permitirte girar el manillar con comodidad y no tener que inclinar demasiado el torso sobre la moto. Esto es fundamental para garantizar la seguridad en la moto.
  • El torso debe ir algo inclinado hacia delante. Es lo normal, ya que el manillar se encuentra en una posición baja hacia la que los brazos estirados se dirigen. Esto fuerza a inclinar algo el torso, aunque dicha inclinación no debe ser exagerada. También debes evitar encorvar la espalda.
  • Otra zona a la que debemos atender en la posición de nuestro cuerpo sobre la moto, es la zona de los pies. Las plantas deben estar apoyadas sobre las estriberas de la moto. Procura no cargar todo el peso de las piernas sobre ellas. Apoya la parte media de las plantas de tal forma que puedas cambiar de marchas con el pie sin necesidad de levantarlo ni separarlo de su apoyo.
  • Las rodillas irán pegadas a los laterales de la moto, aunque puedes abrir algo aquella que se encuentre en la posición interior de las curvas.

Si sigues estas pautas marcadas, lograrás una buena postura encima de la moto. De esta forma conseguirás centrarte sólo en la conducción, ya que no tendrás que atender al cansancio corporal y las molestias que puede producir una mala postura.

Adoptar la mejor posición para conducir una moto puede evitar que tengas un accidente de tráfico. Tenlo en cuenta y evita sustos innecesarios.

Artículo patrocinado por Fénix Directo