Cuando planeamos un viaje largo en coche, una de las cuestiones más meditadas es la de la ruta a seguir y los tiempos al volante, para poder conformar un viaje que dure el menor tiempo posible.

Pero al planificar la ruta, debes tener en cuenta también la seguridad en el coche, tanto para ti, como para el resto de los ocupantes y demás conductores con los que te cruzarás durante el trayecto. En este sentido debes formularte la pregunta: ¿cuántas horas seguidas se puede conducir?

Conducir descansado es fundamental para realizar un viaje más seguro y prevenir posibles accidentes.

Cuando tenemos que conducir durante varias horas, siempre pensamos que somos capaces de hacerlo de forma seguida, sin ser necesario realizar paradas. Pero es un error confiarnos de esa forma.

Conducir produce cansancio y puede mermar nuestras reacciones al volante, aunque no seamos conscientes de ello.

¿Cuántas horas seguidas se puede conducir? Diversos estudios han sacado conclusiones que pueden aclararte las dudas sobre esta cuestión. Tenerlas en cuenta te ayudará a protegerte de accidentes cuando conduzcas un coche en un viaje largo:

  • Durante viajes de una duración de cuatro horas en adelante, es recomendable realizar paradas para descansar cada dos horas o dos horas y media.
  • Si eres inexperto al volante, es recomendable que, incluso, reduzcas los tiempos de conducción entre parada y parada, ya que, lo más probable es que te encuentres más tensionado frente al volante y el cansancio se acuse más en tu cuerpo que en conductores más experimentados.
  • Si no has dormido las horas suficientes antes de realizar un viaje largo en coche, lo más recomendable es que lo pospongas. Si no es posible, realiza paradas cada hora, para despejarte, tomar un café, comer algo ligero, etc.
  • Está comprobado que, conducir más de cuatro horas seguidas, merma en más de un 20%, tu capacidad de reacción y tu atención.
  • Conducir entre seis y ocho horas seguidas, puede resultar muy peligroso y poner en riesgo tu seguridad al volante, ya que tus capacidades para la conducción pueden verse reducidas, en estos casos, hasta en un 50%.

Ten en cuenta todos estos datos cuando te preguntes cuántas horas seguidas se puede conducir. De esta forma, evitarás sustos y posibles accidentes.

Un último consejo ante un viaje largo en coche, es que evites realizarlo durante la noche. La visibilidad es menor, por lo que deberás aumentar tu atención, además de que el cuerpo deberá realizar un trabajo extra al estar sometido a una situación distinta a la que suele experimentar en esas horas del día, como es la de estar descansando.

Artículo patrocinado por Fénix Directo