Motos eléctricas: precio y detalles a tener en cuenta

Descubre todo lo que necesitas saber sobre las motos eléctricas: características, cuánto cuestan y otros factores a tener en cuenta. Eléctricos

De manera frecuente, cuando hablamos de vehículos eléctricos, tendemos a pensar en los coches. A pesar de ello, en los últimos años, las marcas apuestan cada vez más por el desarrollo de las motos eléctricas, ya que han visto el potencial de un segmento automovilístico por explotar y que forma parte del futuro sostenible hacia el que debemos avanzar.

El comienzo de las motos eléctricas tiene lugar a finales del siglo XIX, aunque más tarde quedaron olvidadas momentáneamente ya que surgieron motos más rápidas y potentes con motores de combustión. La aparición de las baterías de ion litio supuso un cambio importante en la evolución de las motos eléctricas, ya que con estas baterías han mejorado sus capacidades en general, tanto su velocidad como su autonomía.

¿Son muy caras las motos eléctricas?

Otra vez más, la creencia popular es que las motos eléctricas son caras, pero nada más lejos de la realidad: los precios de las motos eléctricas y las de combustión interna son muy similares.

Las motos eléctricas se pueden conseguir a buen precio

Además de que no son especialmente más caras, debemos tener en cuenta el ahorro que podríamos conseguir, ya que:

  • Las motos eléctricas pagan menores tasas de impuestos que otros vehículos, y dependiendo de la zona geográfica se dan bonificaciones premiando su uso, llegando a existir poblaciones que quedan exentas de pagar el impuesto de matriculación.
  •  Comprando una moto eléctrica, también evitarás pagar los impuestos especiales aplicados a los carburantes
  • En el caso de España (y en general en Europa), se promueven ayudas gubernamentales, como por ejemplo el Plan Moves, que, tratando de promover la movilidad sostenible, ofrece subvenciones de hasta 750 euros al adquirir una moto eléctrica.

Consejos para conseguir una moto eléctrica barata

Antes de lanzarte a la aventura de comprar una moto eléctrica, deberás saber si te gustan o no, por lo que es muy recomendable probar antes contratando algún servicio de alquiler de motos eléctricas y dar un paseo con ella. De esta manera, sabrás si la potencia de esa moto te parece suficiente o por el contrario te gustaría una un poco más potente.

Si quieres una moto eléctrica barata, deberías:

  • Comparar precios de motos eléctricas de baja potencia y autonomía (si buscamos mejores prestaciones, aumentará el precio)
  • Informarte bien acerca de las características técnicas de la moto, ya que habrá marcas menos conocidas que den mejores prestaciones por un menor precio
  • Comparar precios de seguros de moto: esto es muy importante, ya que al comprar la moto deberemos asegurarla, y necesitaremos como mínimo el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil (que sería el más barato de todos)
  • Buscar la equipación (casco, guantes, chaqueta, etc.) en tiendas outlet o en rebajas, para así pagar un poco menos. No es recomendable adquirir la equipación de segunda mano, ya que son elementos de seguridad que de no estar en un estado óptimo podrían no protegernos adecuadamente en caso de tener un accidente de tráfico.

¿Cuánto vale cambiarle la batería?

La pieza clave de una moto eléctrica es la batería, por lo que tendremos que prestarle una especial atención para prolongar así su vida útil. Cargar la batería será la acción más cotidiana y también la más importante. Tener la batería cargada por completo antes de salir con ella nos garantizaría no sufrir imprevistos durante nuestro viaje. 

La batería es el elemento principal de la moto y dura unos cuatro años

Cargar la batería de una moto eléctrica es bastante más sencillo que en los coches eléctricos, ya que solo se necesita conectarla a cualquier enchufe. De hecho, existen algunos modelos de motos eléctricas en los que se puede extraer la batería fácilmente (como un maletín con ruedas) y así poder cargarla en casa. 

En cuanto a la batería, su vida útil dependerá mucho según el tipo moto y la potencia que requiera. Generalmente, tienen una vida alrededor de los 1.000 a 2.500 ciclos de carga (si se carga diariamente, unos cuatro años de uso). Cuando la batería esté prácticamente agotada, cambiarla nos podría costar entre 700 y 900 euros dependiendo del modelo de moto eléctrica que tengamos.

¿Cuánto dura una moto eléctrica?

La ventaja principal de las motos eléctricas frente las de motor de combustión, aparte de generar cero emisiones, es que el mantenimiento más sencillo y económico ya que al no tener un motor térmico cualquier mantenimiento asociado a él, como los cambios de aceite, las bujías, etc., nos los podremos ahorrar. 

En consecuencia, el mantenimiento de nuestra moto eléctrica queda limitado a tareas muy sencillas, que consisten sobre todo en revisar el estado de la moto, y que además no requieren el desembolso de mucha cantidad de dinero, como:

  • Limpieza de nuestra moto eléctrica
  • El cuidado de los frenos
  • Revisar las suspensiones y los elementos de alumbrado (intermitentes y luces)
  • Sustituir los neumáticos a su debido momento
  • Tener en cuenta que al cargar la batería debemos esperar alrededor de 20 minutos para poder usarla, ya que su temperatura debe estabilizarse, y hay que desenchufarla cuando se cargue por completo, ya que sobrecargarla mermará su capacidad poco a poco.

Pese a que la batería puede durar una media de 4 años, no significa que tengamos que desechar la moto, ya que el resto de elementos durarán mucho más, por lo que únicamente deberemos ir sustituyendo los elementos que se rompan o desgasten con el uso.

Seguros para motos eléctricas

Ya que las motos eléctricas no requieren apenas mantenimiento, y en consecuencia sufren menos averías, los seguros de moto eléctrica suelen ser más baratos que los seguros de motos de combustión. Aun así, no todas las compañías cuentan con seguros para motos eléctricas como tal, por lo que para contratar un seguro consulta siempre a expertos que puedan asesorarte y guiarte sobre las coberturas que mejor se adapten a ti. Hay ciertas coberturas imprescindibles en un seguro de moto eléctrica y que sería muy conveniente que estuvieran incluidas: 

  • Cobertura de asistencia en viaje desde el Km 0, con remolque de grúa incluido por agotamiento de la batería
  • Protección para el cable de carga
  • Protección contra robo o incendio

Asegúrate de que están reflejadas en tu póliza y disfruta tranquilo de tu moto eléctrica.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS