Evitar el frío en la moto, muchas veces, parece una misión difícil. De hecho, a muchas personas les da pereza utilizar la moto en invierno por este motivo. Al final la sustituyen por el coche para viajar resguardados en los meses de más frío.

Hoy en día existen muchos complementos destinados al equipamiento de una moto que sirven para que las personas que conducen este tipo de vehículos puedan viajar cómodas ante un tiempo meteorológico de lluvia, viento y frío.

Gastarse algo de dinero en una buena chaqueta, unos pantalones y unos guantes que te aíslen de las inclemencias del tiempo, será algo imprescindible si quieres evitar el frío en la moto.

Pero aparte de esto, hay algunos trucos que puedes utilizar para que este equipamiento cumpla su función de la mejor manera posible:

  • Pantalones: mételos por dentro de las botas para evitar que ningún soplo de aire pueda encontrar una rendija por la que entrar. Para la lluvia existen pantalones impermeables que puedes ponerte encima de los que ya llevas. Una vez finalizado el trayecto tan sólo tendrás que quitártelos para poder continuar tu jornada con tu ropa de calle.
  • Protectores para el cuello: es importante abrigar esta zona del cuerpo que siempre suele quedar al descubierto entre el casco y la cazadora. Hay protectores aislantes del frío, más conocidos como “buffs”, que protegerán tu cuello a la perfección.
  • Chaqueta: existen chaquetas de moto que resguardan del frío completamente. Asegúrate de ajustar bien su elástico inferior a la cintura para evitar que haya alguna abertura por la que se pueda colar el aire. Mete las mangas por dentro de los guantes para sellar también la zona de los brazos y las muñecas. Si llueve, puedes utilizar un impermeable encima de la chaqueta de la moto para reforzar el aislamiento contra el agua.
  • Casco: siempre con visera que proteja tu rostro. Procura que sea anti vaho.
  • Mantas térmicas: hoy en día, éste es uno de los complementos estrellas para evitar el frío en la moto. Este tipo de vehículos ya vienen preparados para acoplar una manta térmica e impermeable que cubrirá todo tu cuerpo desde los pies a la cintura, incluso las manos, mientras conduces tu moto.

Con todos estos artículos y una buena ropa interior térmica, lograrás evitar el frío en la moto.