Un buen seguro de coche nos permite viajar con la tranquilidad de sabes que ante cualquier imprevisto o incidente con el vehículo, estaremos amparados por nuestra compañía.

Aunque es cierto que dependiendo de en qué circunstancias se haya producido un accidente, ciertas coberturas del seguro serán o no aplicables, la verdad es que en lo que se refiere a accidentes en los que se ven afectados niños que no viajaban en la correspondiente silla infantil, estos serán cubiertos de igual manera.

Esta puntualización es importante porque es una de las grandes dudas. ¿Cubren los seguros a los niños aunque no viajen en sillas infantiles? La respuesta es ‘sí’, aunque con matices.

Los seguros de coches incluyen una cobertura de Responsabilidad Civil que es la que se haría cargo de las correspondientes indemnizaciones en caso de que un niño saliera herido o falleciese en un accidente de tráfico, independientemente de que el menor viajase en su correspondiente Sistema de Retención Infantil o no.

Viajar en coche con niños es una responsabilidad ante la cual los adultos deben garantizar, en la medida de sus posibilidades, la seguridad de los menores. Una de las formas consiste en instalar los Sistemas de Retención Infantil en los asientos traseros del vehículo.

El uso de estas sillas infantiles es obligatorio y no instalarlas en el coche o transportar a los niños en el vehículo sin utilizarlas está considerada una infracción grave que conlleva su correspondiente multa.

Hay que puntualizar, por lo tanto, que en un accidente con niños en el que los Sistemas de Retención Infantil o han sido utilizados, el seguro se hará cargo de las indemnizaciones correspondientes por daños en el menor o por fallecimiento del mismo.

Es decir, todos los seguros de coches cubrirían dicha indemnización porque todos incluyen la cobertura de Responsabilidad Civil.

Otro caso diferente es si  nuestro coche cuenta con un Sistema de Retención Infantil instalado y este sufre daños. Si el accidente es culpa de un tercero, el seguro del contrario cubriría los daños materiales. Si por el contrario, el accidente es provocado por el conductor del vehículo en el que el Sistema de Retención Infantil se ha dañado, dependiendo de con qué seguro cuente, estos daños puede que no sean cubiertos. El Seguro de Responsabilidad Civil sólo cubriría los daños personales, pero no los materiales.

Respetar las normas de seguridad cuando viajamos con niños es una obligación y una responsabilidad de los adultos.