¿A qué edad se puede conducir un ciclomotor?

¿A qué edad se puede conducir un ciclomotor? Motocicleta

Si estás leyendo este artículo es posible que estés en esa edad justo anterior a la que te vamos a descubrir dentro de muy poquito… No quiero aguarte ninguna fiesta, pero debes saber para empezar que puede que tu mayor problema no sea sacarte el carné, sino acceder a un seguro de moto a un precio asequible. Vamos con la información. 

Primero, ¿qué es un ciclomotor?

Por supuesto que sabes lo que es un ciclomotor. Es eso tan chulo que ves cada día por la urbanización, y que te apetece tener ya. De hecho, para bajar al pueblo, para subir a la piscina, para el paseo de la tarde, es que apetece ya mismo. Pero cuidado, hay variantes que tener en cuenta. 

Y es que los ciclomotores se dividen en dos grandes grupos. Por una parte, tienes los ciclomotores de dos y tres ruedas, de hasta 50 centímetros cúbicos de cilindrada, y que llegan a los 45 kilómetros por hora. Por otra, tienes también vehículos ligeros de cuatro ruedas que reciben el nombre de cuadriciclos, con una masa inferior a 350 kg, y una potencia neta máxima de 4 kW. Todos ellos se engloban dentro del grupo genérico de ciclomotores, si bien los más habituales son los primeros. 

14, 15, 16, 18 años… ¿en qué quedamos?

¿No te suena que con 14 años ya se podía conducir una moto estilo Vespino? Claro, y es que, hasta 2009, la edad mínima para acceder a un carné de conducir para un ciclomotor era de 14 años. Pero, desde el cambio de la norma, la nueva edad mínima es de 15 años. Eso mismo que estás pensando es lo que llevó a que los ciclomotores perdieran buena parte de su demanda: para eso, me espero un año. Porque con 16 ya puedo acceder a una moto de hasta 125 cc, que da más juego que un ciclomotor. 

Efectivamente, el primer carnet que puedes tener, al cumplir los 15 años, es el carnet AM, que te permite conducir ciclomotores como los que te hemos descrito antes; pero es que al cumplir los 16 ya puedes sacar el carné A1, que te permite conducir motos de hasta 125 cc, y al cumplir los 18 se dan dos situaciones: primero, con 18 años, si has decidido seguir con tu ciclomotor, estarás autorizado a llevar pasajeros; segundo, ya puedes sacarte el carné de conducir de coche, clase B, que inmediatamente te da acceso al carné AM de ciclomotor. 

Para sacarte el carné de ciclomotor, el AM, deberás pasar un test psicotécnico en un centro autorizado para los reconocimientos médicos específicos de acceso a licencias de conducir, y aprobar dos exámenes, uno teórico sobre la normativa de tráfico, y otro práctico en el que tendrás que demostrar tu control del ciclomotor y tu habilidad al aparcarlo.  

Y, finalmente, el seguro de moto

Como todo vehículo a motor, tu ciclomotor debe estar asegurado, al menos, a terceros antes de que salga a la calle. Este seguro es el mínimo obligatorio que debes tener contratado, de manera que queden cubiertos los daños que puedas ocasionar a otro si tienes un accidente. Se llama, también, seguro de Responsabilidad Civil

El problema es tu edad. Y es que los números lo dicen, cuanto más joven es el conductor, más posibilidades tiene de no percibir el peligro de alguna de sus acciones, con lo que más en riesgo se pone su integridad física. Vamos, para que lo entiendas, es mucho más habitual tener un accidente cuando eres tan joven. Falta de experiencia, exceso de adrenalina, reconocimiento menor del peligro… un cóctel que a las aseguradoras les cuesta digerir.

Tanto es así, que puede que no te resulte tarea sencilla encontrar una compañía que quiera hacerte un seguro, y de hacerlo, ten claro que al menos al principio tendrás que pagar un precio más caro, aunque poco a poco, según ganes experiencia (y edad), el precio irá moderándose. 

No te recomendamos darte de alta en la póliza de seguro de coche de tus padres, y sumar tu moto nueva a este seguro sin que aparezcas tú como conductor habitual de la misma. Esta estrategia, que en principio seguro que puede ayudarte a ahorrar un dinero, puede convertirse en un problema muy serio y de coste muy alto si tienes un accidente, por leve que sea. Si decides aprovechar la experiencia adquirida por tus padres como clientes de una compañía, no dejes de indicarles que el conductor habitual serás tú. 

Puede ser un rollo, pero no queda otra. Hay que comparar los precios, comparar las coberturas, y tratar de llegar a un seguro lo más asequible posible, pero sin dejarse coberturas importantes por el camino. Además de las coberturas básicas obligatorias, algunas aseguradoras incluyen desde su póliza más barata la cobertura de asistencia médica, que esperamos que nunca necesites usarla, pero que sobre todo al principio, es bueno tenerla contratada. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS