Presta atención a la suspensión de tu moto

¿Notas que la moto va más dura de lo normal? ¿Viajas menos cómodo? Hoy hablamos de la suspensión en las motos. Motocicleta

Para poder garantizar la seguridad en la carretera, todo motorista debe mantener siempre a punto su moto. Que esta funcione correctamente y no nos llevemos un buen susto dependerá en gran medida del interés que prestemos a ciertas piezas que se desgastan con el tiempo.

La suspensión es una de esas partes de la moto que debemos tener en cuenta como elemento fundamental, ya que afecta a la estabilidad de nuestro vehículo y si no se mantiene un adecuado mantenimiento puede afectar a otras piezas y originar un problema aún mayor, que puede llevar incluso a sufrir un accidente de tráfico.

¿Para qué sirve la suspensión de una moto?

Aunque mucha gente piensa que la suspensión es un elemento de confort, ya que absorbe las vibraciones y los baches, se trata más bien de un elemento de seguridad que dota a la moto de estabilidad en la carretera y protege el resto de partes de los impactos derivados de baches y badenes. 

La suspensión se encarga de que las ruedas estén siempre en contacto con el asfalto, haciendo que tengamos estabilidad, estemos libres de movimientos extraños y ganemos aplomo en la carretera. Aparte de absorber las vibraciones, el sistema de suspensión también gestiona el reparto de la masa de la moto en movimiento, es decir, cuando frenamos, el peso va a la parte delantera de la moto, por lo que la suspensión actúa haciendo que tengamos más agarre y frenando mejor, y en el caso contrario, al acelerar, la masa se desplaza al eje trasero de la moto, dándole más agarre a la rueda de tracción y proporcionando estabilidad. Si una moto no tuviera suspensión, además de ser tremendamente incómoda por las vibraciones, sería muy difícil de manejar, ya que no controlaremos el reparto del peso en la aceleración y frenada.

Las funciones principales de la suspensión de una moto son:

  • Absorber las vibraciones e irregularidades del asfalto (ofreciendo cierto confort al conductor y/o acompañantes).
  • Es el soporte de la carga de la moto.
  • Trabaja conjuntamente con los neumáticos, garantizando una buena adherencia al asfalto, dando así la estabilidad necesaria a la moto.
  • Ayuda en el control de la dirección de la moto, posibilitando así un mejor trazado de las curvas.
  • Mantiene las ruedas alineadas (si hay mayor desgaste por alguno de los lados de las ruedas, puede ser debido a que tengamos mal la suspensión).
  • Garantiza la altura adecuada de nuestra moto (cuando la suspensión se encuentra ya muy deteriorada, la altura de la moto desciende, dado que los muelles no tienen fuerza suficiente para mantenerla en su altura óptima).

¿Cómo saber si la suspensión de una moto está bien?

Es vital revisar de cuando en cuando la suspensión de nuestra moto, sobre todo si notamos algún problema de adherencia o inestabilidad. Para prevenir futuros daños, los motoristas podemos revisar un par de cosas que nos darán pistas sobre el estado de nuestra suspensión. Dado que las motos cuentan con dos suspensiones (delantera y trasera), veremos por separado qué observar en cada una de ellas:

  • Suspensión delantera: lo más habitual es que nos encontremos con la clásica horquilla delantera. Este sistema de suspensión es el más común y extendido en todo tipo de motos. Consiste en dos barras paralelas a la rueda que contienen dentro un muelle helicoidal y unos pistones con aceite para garantizar su lubricación. La manera más sencilla de cerciorarnos de su buen estado es comprobar que no existen fugas de aceite ya que de existir, las barras tendrán restos del aceite y nuestra moto irá perdiendo poco a poco su amortiguación. Un problema grave derivado de estas fugas es que el aceite caiga sobre el disco y la pastilla de freno, lo que nos podría dejar el sistema de frenada inutilizado. Tras unos años de uso, la horquilla requerirá que le cambiemos el aceite, ya que este se irá desgastando con el tiempo.
  • Suspensión trasera: el tren trasero puede disponer de distintos tipos de suspensiones según el modelo de moto que tengamos, pero lo más habitual es que sea un único amortiguador (colocado en posición central, lateral, inclinado, con bieletas o sin ellas, etc.). En el caso de los monoamortiguadores, como las horquillas delanteras, suelen tratarse de una barra con un muelle helicoidal en su interior, pero en la mayoría de motos, las suspensiones traseras van con gas en su interior en vez de aceite. Detectar una fuga de gas es mucho más difícil que detectar una fuga de aceite, ya que el gas no deja residuos visibles, por lo que si detectamos alguna anomalía lo mejor será llevarla a un taller de confianza para hacer una revisión.

Tal y como hemos podido comprobar, existen elementos fundamentales de seguridad en una moto como son las suspensiones. Mantener en buen estado estas y otras piezas relativas a la seguridad son una pequeña parte de las cosas que podemos hacer como motoristas para aumentar nuestra seguridad y la del resto de los conductores previniendo accidentes, entre ellas contar con un seguro de moto que incluya las revisiones periódicas o garantice nuestros daños personales y de posibles acompañantes. Tal es la importancia de tener un buen seguro de moto que se ha convertido en una prioridad para los motoristas experimentados poder cubrir, por ejemplo, los daños ocasionados a nuestra moto, el robo, el incendio o los gastos médicos derivados de un accidente de tráfico.

Desde la correduría de El Corte Inglés Seguros, te recomendamos pensar en tu seguridad y en tu tranquilidad contratando el seguro de moto que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes comparar seguros de moto desde nuestra web, o contactando telefónicamente con nuestros asesores especializados, que estarán encantados de resolver cualquier duda que puedas tener al respecto.

Para poder contactar con nuestros expertos en seguros, solo tienes que acceder a nuestra web y pulsar sobre cualquiera de los dos botones de contacto: “Te llamamos”, o “Llámanos”. En el primer caso, serán nuestros asesores quienes se pongan en contacto contigo, y a través del botón “llámanos”, podrás contactarnos directamente cuando tú quieras.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS