Cuándo cambiar el kit de arrastre de la moto

Si tienes un kit de arrastre para tu moto, te explicamos cuándo debes cambiarlo. Motocicleta

Cuando hablamos del vehículo que cambia el estilo de vida de miles de personas cada año, está claro que su diversión y comodidad van ligados a la necesidad de tener un riguroso cuidado en cada una de sus piezas, su estado y antigüedad. 

Para que la moto sea lo más segura y eficiente posible, sus elementos deben funcionar a la perfección. Uno de los ejemplos más evidentes es el que se refiere a su kit de arrastre.

El conjunto que forma la cadena, el piñón de ataque o engranaje motor que se ubica en la salida de la caja de cambios y la corona o sproket que se encuentra montada sobre la rueda trasera forman lo que conocemos como kit de arrastre. Es lo que se conoce también cómo transmisión secundaria dentro de una motocicleta.

Como cualquier sistema de un vehículo, este elemento es susceptible al desgaste y necesita de un mantenimiento regular, así como de una sustitución periódica con el fin de evitar posibles averías e, incluso, accidentes por causas mecánicas.

En el caso de no cuidar debidamente este elemento fundamental de nuestra moto podríamos llegar a sufrir sus consecuencias causando daños a terceras personas o a nosotros mismos. Del mismo modo que cuentas con el mejor seguro para motos con el fin de estar protegido al volante, guardar un correcto mantenimiento te ahorrará enfrentarte a situaciones desagradables que se podrían haber evitado.

Si necesitas saber qué condiciones hacen que se pueda llegar a desgastar más rápidamente o aprender a detectar cuándo debe ser cambiado, te lo contamos todo.

¿Qué puede provocar una aceleración del desgaste del kit de arrastre?

El desgaste del kit de arrastre puede llegar a verse acrecentado según cómo se conduzca la moto. Es decir, si se hace un uso abusivo del acelerador, se hacen los llamados “caballitos”, se ejecutan cambios de marcha bruscos o se suele conducir por terrenos no asfaltados y preparados para la circulación de vehículos, lo más probable es que se esté acortando la vida del kit de arrastre sin darnos cuenta.

Del mismo modo que existen prácticas que lo deterioran con más rapidez, también se ha comprobado que, si se conduce de una manera suave, siempre por vías destinadas a ello -como autopistas- y se intenta llevar una velocidad constante, lo que se conseguirá es todo lo contrario, alargar la vida del kit de arrastre y de otros elementos que componen la motocicleta.

El tipo de desgaste que se va creando se nota en que la cadena se va estirando cada vez más como consecuencia de las altas temperaturas y los esfuerzos a los que está expuesta. De la misma forma, los dientes de los engranajes van acusando el paso del tiempo y del uso erosionándose, quedando mermados y, finalmente, derivando en un mal funcionamiento.

¿Cuánto dura el kit de arrastre?

Está claro que no existe una ciencia exacta para saber la cantidad de tiempo que dura, con total certeza, un kit de arrastre. Esto se debe a lo que veíamos anteriormente, puesto que un uso más comedido y estable de la moto proporcionará una longevidad adicional a sus elementos y, sin embargo, un uso más brusco o descuidado podrá restar tiempo de vida de forma considerable sobretodo al kit de arrastre de la moto.

Lo que normalmente se recomienda es realizar un mantenimiento periódico que debe hacerse entre los 1.000 km y los 2.500 km dependiendo del uso que se le dé a la moto y cual sea la intensidad con la que se conduzca.

Este tipo de revisiones son muy simples, puesto que consisten en inspeccionar de forma visual los elementos, limpiarlos, engrasarlos y comprobar en qué estado está la tensión de la cadena ya sea con una comprobación a simple vista o con las herramientas que existen para ello.

En cuanto a la tensión de la cadena, lo cierto es que lo más recomendable es comprobarla de forma regular, así como verificar qué desgaste tienen los dientes de los engranajes.

¿Cómo saber si hay que cambiar el kit de arrastre?

Debemos sustituir el kit de arrastre en el momento en el que los dientes de los engranajes estén notablemente desgastados o cuando al tensar la cadena esté tan estirada que sobrepase la marca que se indica en el propio tensor de la motocicleta.

Lo que recomendamos es que nunca se alarguen los elementos hasta tal punto puesto que una vez están así pueden generar problemas. No obstante, otra forma de detectar que ya ha llegado el momento de una puesta a punto de nuestra moto es cuando ya se tiene una holgura tan acusada en la cadena que, mientras se conduce, podría provocar que la cadena vaya saltándose algún que otro diente y que, en el momento de estar parados, al tirar hacia atrás de ella como para sacarla se puedan ver gran parte de los dientes que componen la corona.

Como decíamos, nunca se debería llevar un kit de arrastre hasta ese punto de desatención dado que lo único que puede producir es un gasto mucho mayor que el que generaría realizar un mantenimiento de las piezas a su debido tiempo.

A la hora de comparar precios de seguros de moto debemos comprobar que incluya asistencia en carretera para situaciones como la que comentamos, en la que no se haya previsto el deterioro de una pieza y pueda ocasionar que la moto no pueda continuar el viaje. De lo contrario, no tendremos la protección de la aseguradora para venir a socorrernos en una situación imprevista.

¿Cuál es la forma correcta de sustituir el kit de arrastre?

Cuando ha llegado el momento de cambiar nuestro kit de arrastre, lo más importante es saber que se deben sustituir los tres elementos que lo componen a la vez. Esto suele costar entre 80 y 150 euros sin contar con la mano de obra. 

No obstante, como en casi todo, el precio final dependerá de las calidades que se elijan y, por supuesto, de los diferentes modelos de moto que existen.

Y, recuerda, cuidar tu medio de transporte significa cuidar tu vida y la de los que te rodean.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS