Si estás pensando en colocar cristales oscuros en tu vehículo y te preguntas cuáles son las ventajas y desventajas de los cristales y lunas tintados, a continuación, te ofrecemos las opiniones más extendidas entre los usuarios de este tipo de acabados.

Como podrás comprobar, imperan las buenas impresiones sobre el uso de este tipo de cristales y lunas tintadas. Los motivos para su uso son más abundantes que los que, en general, argumentan los usuarios como desventajas.

  • Una de las ventajas de los cristales y lunas tintados, es que evitan los molestos deslumbramientos de los rayos del sol o de los faros de otros vehículos. Actúan como unas gafas de sol.
  • Los cristales y lunas tintados, reducen el calor y la incidencia de los rayos UVA en el interior del vehículo. Por lo tanto, ayudan a mantener mejor el color y a reducir el desgaste del tapizado de asientos, volante, salpicadero, etc.
  • Al no permitir que desde el exterior se vea el interior del vehículo, una de las ventajas de los cristales y lunas tintados es que resulta más seguro dejar objetos en el interior del coche sin que se expongan a la vista del todo el mundo. Nadie se verá tentado a robar nada que no sepa que está ahí.
  • En verano, al aparcar el vehículo a pleno sol, se puede evitar que su interior se convierta en un auténtico horno. Los cristales y lunas tintados reducen el calor interior del coche al actuar como pararrayos. Olvídate de esos desagradables momentos en los que, en pleno verano, nos introducimos en un coche que ha estado aparcado al sol, y no somos capaces ni de tocar el volante por lo caliente que está.

Como puedes comprobar, hay muchos argumentos a favor del uso de este tipo de cristales. Pero al principio hablábamos de ventajas y desventajas de los cristales y lunas tintados.

¿Cuáles son las desventajas? Los usuarios de estos cristales y lunas suelen coincidir en la misma: los cristales y lunas tintados pueden reducir la visibilidad durante la marcha atrás, aunque esto dependerá mucho de la calidad del material utilizado.

Ten un buen seguro a mano. Lo mejor para disfrutar de tu vehículo, es saber que vas con el seguro que más te conviene.

Artículo patrocinado por Fénix Directo