Se acerca la noche de Reyes y millones de adultos ya se han lanzado a la calle en busca del juguete perfecto para sus hijos. Más de la mitad de los españoles se ven forzados a gastar en Navidad y uno de los productos estrella en el que se invierten millones de euros cada año es, sin duda, el juguete.

Además de que el juego es imprescindible para la educación de los más pequeños, para los padres y las madres es impagable el momento de ver sus caras de sorpresa cuando abren un regalo y descubren un juguete con el que se van a poder divertir.

Hay que ser selectivo a la hora de escoger un juguete para nuestros hijos. Saber buscar el mejor juguete depende de muchos factores y no sólo de un bonito diseño o un precio atractivo.

Hoy en día la oferta de juguetes es inmensa. Ya sea a través de spots publicitarios de televisión, en catálogos o mediante páginas web, millones de juguetes se exponen a los ojos de los clientes a la espera de ser elegidos.

Pero ¿Cuál es el mejor juguete? Hoy está de moda vender lo que no se usa. Ya sean juguetes nuevos o de segunda mano, hay varios factores que debes tener en cuenta y que recomienda la OCU:

  • Lo primero y más importante es que sean juguetes seguros. La UE detecta cada año gran cantidad de juguetes peligrosos que son retirados del mercado.
  • Para asegurarte de que has comprado el mejor juguete para tu hijo, comprueba que es un juguete acorde a su edad. Las recomendaciones de edad están muy estudiadas y no se pautan de manera arbitraria. Regalar a un niño un juguete no acorde a su edad puede generarle frustración a la hora de jugar, por poder resultar o demasiado complicado o demasiado simple para su intelecto.
  • Es importante adquirir los juguetes en jugueterías que cumplan con todas las normativas y garantías de calidad.
  • Cuidado con las falsificaciones de juguetes. Desconfía de los ‘chollos’. Lo barato, al final, puede salir caro.
  • Antes de adquirir cualquier producto, comprueba el juguete y asegúrate de que funciona correctamente y de que cumple con todas las normas de seguridad.
  • Para estar tranquilo en casa, haz caso a las recomendaciones indicadas en los juguetes para niños menores de tres años. Juguetes no acordes a esa edad pueden contar con piezas demasiado pequeñas con las que se podrían atragantar o dañar. Vigila a los niños mientras juegan.