La limpieza del teclado del ordenador es una de las tareas que pueden parecer complicadas debido a la multitud de ranuras o rendijas existentes entre las teclas. Estas zonas tienden a acumular polvo y suciedad.

Si, además, tienes la costumbre de comer delante del ordenador, las migas son buenas candidatas para alojarse entre los estrechos e inaccesibles huecos del teclado.

Si, por más que lo intentas, no terminas de conseguir que tu teclado quede impoluto, no te desesperes. Existen algunos trucos para limpiar teclados que pueden resultarte muy efectivos y que, sin duda, te facilitarán la tarea.

Aplicando estos métodos para limpiar teclados de ordenador, comprobarás que es un proceso que no te va a llevar tanto tiempo como pensabas en un principio. Atento:

  • Antes de nada, gira el teclado y sacúdelo hacia abajo para eliminar un primer grueso de suciedad.
  • Un pequeño pincel: usar un pincel de pequeño tamaño, que quepa entre las teclas, para retirar el polvo, resulta muy cómodo para llegar a esas zonas tan inaccesibles.
  • Spray de aire: estas útiles herramientas las puedes adquirir en cualquier librería. Con un spray de aire conseguirás, aplicándolo entre las rendijas, eliminar el polvo acumulado en ellas. Una vez repasadas todas las teclas, tan sólo tendrás que pasar un paño seco por encima del teclado. No mojes el paño con agua ni lo impregnes con ningún producto desinfectante no recomendable, ya que puede ocurrir que la humedad se introduzca en el interior de tu teclado, pudiendo afectar al funcionamiento del mismo.
  • Espuma limpiadora: en cualquier tienda de electrónica puedes adquirir este producto destinado a eliminar la suciedad de los teclados. Úsalo tal y como te indican las instrucciones del producto y lograrás un resultado excelente.
  • Bastoncillos para los oídos: para limpiar bien las teclas puedes utilizar los bastoncillos de algodón impregnados ligeramente en alcohol. Pasa el bastoncillo de forma suave por encima de cada tecla.
  • Si aun con todo, deseas realizar una limpieza del teclado más profunda, puedes optar por desmontar las teclas una por una. En este caso, te llevará más tiempo que los métodos anteriores. Haz una foto del teclado antes de desmontarlo, para recordar la posición de las teclas cuando vuelvas a montarlas. Una vez desmontadas, puedes lavarlas en un recipiente con agua y jabón.

Recuerda aplicar estos trucos para limpiar el teclado del ordenador cuando éste se encuentre apagado y el teclado desconectado.

Ten un buen seguro a mano y protege tu hogar.