Todos sabemos que el consumo excesivo de alcohol es claramente perjudicial. Pero, también, se ha promovido durante años los beneficios de tomarse una copa de vino o un vaso de cerveza diario. En este último caso, más desconocido, sus propiedades benignas son muchas. Veamos unas cuantas: 

1. Salud cardiaca. Los beneficios para el corazón de la cerveza son corroborados por un estudio de 2012 publicado en la revista European Journal of Epidemiology, que señaló que los bebedores moderados de esta bebida (alrededor de 470 ml al día) tenían un 42% menos de riesgo de enfermedad cardiaca que los no bebedores. Los beneficios protectores comparables al vino podrían deberse a que ambos contienen polifenoles, que han probado tener propiedades antioxidantes que podrían ayudar al corazón, según los investigadores.

2. Salud renal. La caña de cerveza podría reducir el riesgo de desarrollar piedras renales, según la Asociación Americana de Dietética. Los investigadores descubrieron que la cerveza bajaba el riesgo de piedras renales en hombres en comparación con otras bebidas alcohólicas, posiblemente debido a su alto contenido en agua y su efecto diurético. Los componentes del lúpulo podrían también ralentizar la liberación de calcio de los huesos que se ve implicado en las piedras renales.

3. Fuente de fibra. Al estar hecha de cebada, la cerveza contiene beta-glucanos, un tipo de fibra soluble que ayuda a reducir los niveles de colesterol. Un tercio de cerveza aporta 0,75 gramos de fibra, mientras que la misma cantidad de cerveza negra incluye 1,3 gramos. Sin embargo, no se puede considerar un aporte muy significativo ya que la cantidad diaria de fibra recomendada es de 25 gramos en mujeres y 38 en hombres.

4. Proporciona vitaminas del grupo B. Un tercio de cerveza aporta el 3% de la recomendación diaria de vitamina B12, que juega un papel clave en el cerebro y en el funcionamiento del sistema nervioso así como en la formación sanguínea. Además es también una fuente de folato, niacina, riboflavina, ácido pantoténico y vitamina B6.

5. Fortalece los huesos. Aunque un consumo elevado puede debilitar los huesos, una cerveza o dos podrían hacerlos más fuertes. La cerveza es rica en silicio, un elemento presente en pocos alimentos y bebidas, que se ha vinculado a huesos más fuertes.