¿Subir escaleras siempre que podamos? Solo tienes que fijarte, incluso en los más jóvenes, cuando entres o salgas del metro o en cualquier centro comercial, ¿cuál es nuestra preferencia? ¿Verdad que ni tan siquiera en las escaleras mecánicas nos esforzamos en levantar nuestras piernas? Muchas veces lo hacemos por costumbre, sin pensarlo o porque estamos mirando el teléfono, pero debemos pararnos a pensar por un segundo, ¿tanto nos cuesta subir escaleras? ¡Es el momento perfecto del día para hacer deporte sin darnos cuenta! ¿A quien no le gusta tener acceso a gimnasio gratis siempre?

Si estás leyendo esto es que te sientes identificad@, así que ¡es el momento de cambiar el chip! ¿Cómo? Muy sencillo, a partir de ahora, vas a evitar todo lo posible las escaleras mecánicas o los ascensores y vas a tratar de subir todas las escaleras a pie. Al principio te costará, pero cuando comiences a notar los beneficios no podrás pausar la rutina.

¿De qué beneficios hablamos?

  • Mejora tu forma física, ¡ya no estarás oxidad@! Si lo acompañas con otras actividades como ir a la compra o al trabajo andando, tu salud física y mental se verán renovadas.
  • Tu resistencia pulmonar también se verá favorecida ya que meterás altas dosis de esfuerzo físico condensadas en poco tiempo y sin preparación previa. Si, sales del metro y tienes 100 escaleras por delante, ¿crees que tu mente espera eso a las 8:00 de la mañana? No, pero después te sentirás… ¡de lujo! Una vez hayas liberado endorfinas.
  • Ayuda a prevenir o retrasar la aparición de diabetes tipo II
  • Tonificarás los glúteos (importante cuestión).
  • Tus piernas se realzarán y cada vez tendrán mayor resistencia.

Se empieza por subir escaleras y se acaba por correr la maratón de NYC, ¡nunca se sabe! Eso sí, siempre con las espaldas bien cubiertas, un seguro de salud será tu aliado perfecto.