La alcachofa es un alimento muy completo y saludable. La mayoría de nosotros la conocemos por su curiosa forma y sus miles de hojas que la rodean, y por ser un esencial en las dietas depurativas y de adelgazamiento.

Pero la verdad que además de esas propiedades, este fruto de la planta alcachofera, es un recurso natural ideal para prevenir y tratar diferentes afecciones metabólicas, como el colesterol alto.

Estos son los beneficios que tiene este manjar en nuestro organismo:

-Estimula la producción de bilis y elimina grasas.

-Su alto contenido en fibra regula el estreñimiento y como paradoja también las diarreas.

-Combate el colesterol y regula la tensión alta.

-Tiene muy pocas calorías. Muy buena incluirla en nuestra dieta.

-Es un vegetal con gran capacidad depuradora del hígado.

-Tiene propiedades diuréticas.

-Elimina la retención de líquidos del organismo y las toxinas.

Igual que tiene muchos beneficios, la alcachofa puede ocasionar ciertos efectos adversos:

-Por su alto nivel de fibra, puede generar muchos gases en personas propensas a la acumulación de flatulencias. Puede afectar más al principio de la menopausia.

-Por su contenido amargo puede ser mal tolerado por los niños.

-Si padeces obstrucción biliar, no se recomienda el consumo de alcachofera.

-Por su efecto diurético, si estás siguiendo una medicación por hipertensión, no se debe abusar de este alimento.