Si nos paramos a pensar, es posible que nos acabemos asustando, ¿alguna vez has pensado en la cantidad de cambios que se han producido en la vida diaria de las personas desde hace tan solo quince años? ¡Alucinante!

Nuestra vida es la misma pero ahora todo es diferente, todo es más cómodo y más autónomo, el ser humano puede realizar más cosas de forma individual, es más independiente y únicamente se sirve de un aparato electrónico y conexión a Internet para traer el dinero a casa cada mes.

A la hora de buscar trabajo, se acabó aquello de redactar un buen CV (no lo niegues, tú también lo exagerabas un poco) y enviarlo vía correo postal y más tarde, correo electrónico. ¡Ahora, ni tan siquiera basta con un correo electrónico!

Pues bien, ¿qué tienes que hacer para encontrar trabajo causando una buena impresión previa a la entrevista física? 

  1. Cuidar tus perfiles en redes sociales. En la actualidad, todos los reclutadores investigan todo lo que hay sobre ti en la red. Desde redes dedicadas al mundo laboral a las más personales, ¡es un factor decisorio! Por ello debemos tenerlo en cuenta.
  2. Tener perfil actualizado y de calidad en LinkedIn. Añade siempre que puedas los cursos de reciclaje que vayas realizando para que, desde las empresas, vean que te renuevas constantemente. Entabla relaciones con perfiles afines a tu actividad, opina en debates…
  3. Si tu profesión requiere realizar una presentación de tus trabajos previos no dudes en realizar una web o blog cuya marca serás tú. Ahí debe aparecer tu contacto así como todos tus trabajos y experiencia. 
  4. Abre perfiles y actualízalos en aplicaciones dedicadas a la búsqueda de empleo como, por ejemplo, Infojobs. Con ellos podrás encontrar empleo de forma geolocalizada para evitar grandes desplazamientos. ¡El trabajo ideal!

El mejor CV, al día de hoy, está en la red. Es un cómputo de toda la información que existe sobre ti, por ello has de cuidarla y renovarla cada x tiempo.