Caminar en uno de los hábitos más saludables que existen tanto para tu organismo como para tu mente, debido a que la función cognitiva del cerebro se ve mejorada al andar. Por eso, caminar para combatir la depresión es el mejor remedio natural.

Es conocido por todos los beneficios que aporta hacer ejercicio a nuestro organismo, como por ejemplo prevenir enfermedades de corazón, pero son menos conocidos los beneficios mentales que se derivan de introducir este ejercicio en nuestra rutina diaria. Incluso, numerosos científicos señalan que practicar alguna actividad deportiva o lúdica, sea la que sea, siempre nos proporcionará beneficios mentales, ya que es una manera de tener distraído el cerebro y ser más positivos en nuestra vida.

Caminar para combatir la depresión,  es una de las mejores soluciones, porque andar provoca un cierto estado de relajación, elimina el estrés, llena de fuerzas el organismo, nos obliga a afrontar nuestra vida (y no permanecer lamentándonos en un sillón) y además nos hace ser más optimistas. Por todo esto, hacer ejercicio es una gran distracción de las preocupaciones, ayudando a que mejore nuestro bienestar mental.

Recientemente la Universidad de Stirling en Escocia hizo público un estudio –resumen, a su vez, de otros trabajos- en el que se ponía de manifiesto que caminar atenúa algunos síntomas de la depresión, precisamente porque supone un buen elemento de distracción y porque ayuda a liberar endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad.

De confirmarse esta teoría, se ofrecería una buena explicación acerca del por qué en las sociedades rurales o en las más primitivas se da en mucha menor medida la depresión.

Salir a caminar está al alcance de todos y no cuesta dinero; esto es una gran ventaja, ya que cualquier persona puede practicarlo para salir de la depresión en cualquier lugar y momento. Los psicólogos recomiendan salir a andar al aire libre y acompañados por alguien, porque es una oportunidad de socializar, reír y disfrutar de la compañía, liberando el estrés y los problemas.

Es recomendable salir a caminar para combatir la depresión por lo menos 15 minutos al día. Añadir este ejercicio en la rutina nos proporciona una gran mejoría en nuestro estado anímico. Y aunque nos encontremos mucho mejor, no hay que dejar de practicarlo para no volver a caer en la depresión y dar pasos atrás.

No obstante, si andando no encuentras ninguna mejoría también está demostrado que practicar otras actividades físicas ayudan en la depresión, pues lo importante es encontrar un ejercicio con el que uno se sienta a gusto, disfrute y consiga olvidarse de los problemas. Se pueden probar diferentes actividades, como por ejemplo montar en bicicleta, correr o nadar, hasta encontrar el ejercicio que más te guste y más beneficios te aporte, tanto físicos como psicológicos.