Muy cerca del nacimiento del rio Nervión se genera una maravilla de la naturaleza, que no puede ser vista durante todo el año, conocida como el Salto del Nervión. Una impresionante cascada que seguro que no pensabas que teníamos dentro de nuestras fronteras.

El río Nervión, famoso por formar la archiconocida ría de Bilbao, nace en la provincia de Burgos, procedente de las aguas que bajan de los Altos del Corral, Bagate y Urkabustaitz por una parte, y la sierra de Gorobel o Sálvada por la otra, que forman parte de la cordillera Cantábrica. Su origen está en la confluencia de los arroyos Iturrigutxi, Ajiturri y Urieta, nacidos entre las sierras de Gillarte y Gibijo.

A muy poca distancia de su nacimiento se forma una cascada, conocida como el salto del Nervión. Un lugar mágico y paradisiaco situado entre las provincias de Álava, Burgos y Vizcaya.

En este punto se encuentra la cascada o salto de agua más alto de toda la Península Ibérica. Se sitúa a más de 300 metros de caída libre en el que el agua se difumina hasta chocar con la roca de la montaña. Este fenómeno natural que atrae durante diferentes épocas del año a miles de curiosos y montañeros, número que se ve incrementado en las épocas de abundantes lluvias y el deshielo, pues es el momento de mayor esplendor.

El entorno está rodeado de enormes hayedos y existen diferentes rutas que recorren los parajes del Salto del Nervión que poseen magníficas vistas a la cascada. Por este motivo se convierte en un rincón de nuestra geografía de visita obligada y un viaje que no te puedes perder.

Cuando ver la cascada

Aunque esta cascada está ubicada en tierras alavesas, el Monumento natural Monte Santiago se encuentra en la provincia de Burgos, Castilla y León, desde la cual se pueden recorrer el mayor número de kilómetros de las rutas de este entorno. Si te gusta caminar y hacer largas travesías será tu mejor opción.  Aunque este monumento natural de gran valor paisajístico y natural lo puedes contemplar desde los municipios de Orduña (Vizcaya) y Amurrio (Álava). De hecho, está prevista la construcción de un mirador en tierras vascas.

Eso sí, es difícil predecir cuando tendrá agua el salto, y depende de múltiples factores por lo que puedes tener suerte y observarlo rebosante, bien encontrarte un hilito de agua, pero aún así el paseo merece la pena. Si vas en época de abundantes lluvias, seguramente tengas suerte y veas esta maravilla de la naturaleza en su máximo esplendor.

Y como la belleza del Salto del Nervión radica en el agua, sin ella pierde su esencia. Por este motivo te recomendamos visitarlo tras una fuerte tormenta, en una época de frecuentes lluvias o cercano al momento del deshielo. Si no es muy probable que encontremos un gran desfiladero sin agua, incluso en invierno. Esto se debe a que, durante la mayor parte del tiempo, el agua transcurre por el interior de este enorme macizo de roca, saliendo a la superficie únicamente cuando su interior se haya desbordado.

Cómo llegar

Al Salto del Nervión se puede acceder desde diferentes zonas, pero uno de los más conocidos es la carretera que va desde el núcleo urbano de Orduña hasta la cima del puerto de mismo nombre, que es uno de los caminos más transitados.

Esta carretera conecta el centro de la localidad vizcaína de Orduña con el nacimiento del Nervión salvando un desnivel de 900 metros. Es un puerto con curvas de vértigo, por la cuales transitan los amantes del ciclismo y el motor (carretera A-2625), ya que hace las veces del clásico puerto típico de montaña.

Cuando llegas a lo alto del puerto, hay que seguir la carretera hasta encontrarse con la entrada del Monte Santiago. Allí mismo encontrarás a la izquierda, una pequeña caseta en un paso canadiense se encuentra el primero de los aparcamientos. Para hacer el resto del camino no tendrá perdida ya que es bastante sencillo, y solo tendrás que seguir la pista forestal hasta dar con el aparcamiento que más se ajuste a tus necesidades.

Existen tres aparcamientos en lo alto del monte Santiago:

Parking 1: El aparcamiento más alejado del Salto del Nervión, situado junto a la carretera A-2625, en la entrada del Monte Santiago. Está recomendado para aquellas personas que estén interesadas en caminar más kilómetros, aumentando los 9,4 km que podemos recorrer haciendo así la ruta más larga. Para ello puedes transitar por la PR-BU 41 + PR-BU 45 + PR-BU 42. Este espacio dispone de 57 plazas para turismos y 3 plazas para autobuses.

Parking 2: es el aparcamiento intermedio entre el parking de la casa del parque, en la Fuente Santiago y el parking de la entrada, mencionado anteriormente. A este parking se le conoce como el aparcamiento de los cipreses y cuenta con un espacio para 21 plazas.

Parking 3: es conocido como el aparcamiento Fuente Santiago, junto a la casa del Parque del Monte Santiago, siendo el más cercano al Salto del Nervión. Es el más recomendado para familias y personas que únicamente quieren conocer el nacimiento del río Nervión y recorrer una corta distancia. En este lugar termina la carretera apta para turismos, y desde este tramo el salto ya no tiene perdida.