Pasas casi la mitad de tu tiempo pegado a un ordenador, sin moverte y sentado. Sin embargo, eso ya no es una excusa para no mantenerte en forma. Existen rutinas de ejercicio que, no implican un gran esfuerzo, y te ayudarán a aliviar los calambres, el dolor de espalda, la mala postura, etc.

¿Por dónde empezar?

Como sabrás, practicar deporte, regularmente, y mantener una alimentación saludable contribuyen a mantener una buena salud y prevenir enfermedades. Te presentamos cinco formas de hacer ejercicio en la oficina:

  • Usa las escaleras

Es una actividad aeróbica muy eficaz para trabajar los músculos de las piernas, quemar grasas y gastar energía. Por ello, en vez de subir en ascensor, toma las escaleras para llegar a tu planta. Mejorarás, además, tu frecuencia cardíaca y la capacidad pulmonar. Gracias a la quema de calorías, las células grasas comenzarán a desaparecer. Un excelente ejercicio para eliminar la celulitis.

  • Levantamiento de pantorilla

Obviamente, lo que menos quieres es llamar la atención en la oficina. Este ejercicio es discreto y muy efectivo. Concéntrate en mover tu pantorrilla. Cuando estés sentado, levanta, sin despegar los pies del suelo, y tensa tu pantorilla durante unos segundos. Repite este ejercicio varias veces.

  • Trabaja los cuádriceps

Siéntate con los glúteos en el borde de la silla y las rodillas dobladas. Ve levantado una pierna y mantenla en esa posición durante unos segundos. Haz 15 repeticiones de este ejercicio con la misma pierna antes de comenzar con la otra.

  • Aprieta los glúteos

Siéntate derecho y aprieta los músculos de la parte inferior de la espalda y el trasero. Aprieta durante 30 segundos y suelta. Haz tantas repeticiones como te sea posible. Este ejercicio te ayudará a fortalecer tus glúteos.

  • Camina cada vez que sea posible

Aprovecha cada oportunidad para mover tu cuerpo. Camina mientras hablas por teléfono o mientras lees algún informe. Esto te ayudará a mantener tu cuerpo y tu cerebro frescos durante toda la jornada.

Ahora ya no hay pretexto para no estar en forma. Recuerda estar siempre hidratado y contar con un seguro de salud  de El Corte Inglés Seguros.