Esta lista te va a dar las primeras pistas para sacar tu creatividad a relucir. Aunque, a priori, parezca que no, el aguacate tiene infinidad de posibilidades en la cocina. Además, siempre resultarán platos tan saludables como los siguientes:

  • Tartar de atún rojo (a poder ser de almadraba) con una base de aguacate. Un producto de excelentísima calidad como el atún rojo de Barbate (un día hablaremos sobre las curiosidades del atún de almadraba) fusionado con el aguacate es un verdadero manjar. ¡La clave está en el aliño!
  • Pasta con pesto de aguacate, trocitos de gamba, espinacas y nuez.
  • Tostada matinal. Una tostada con tomate, aceite y sal para el desayuno es un verdadero placer pero en la variedad está el gusto y una buena alternativa es la de cortar pequeñas lunas de aguacate y reposarlas sobre un pan de calidad y aliño al gusto. ¡Dosis de omega 3 para todo el día!
  • Humus de aguacate. Mezcla todos los ingredientes y sorprende a tus visitas con una tapa perfecta para un aperitivo. Garbanzos, dos aguacates maduros, ajo, limón, sal y café de comino.
  • Pastel de salmón, pan de molde, mahonesa y aguacate. ¡Un plato muy navideño!
  • Crema fría de calabacín y aguacate. ¡Perfecto para unos días détox!

COMER AGUACATE SEMANALMENTE Y TENER UN BUEN SEGURO DE SALUD, ¡TE HARÁ CASI INMORTAL!

  • Ensalada templada de gulas, vinagreta y aguacate. La clave está en sofreír las gulas con ajo minutos antes de empatar. Todos los ingredientes fusionados serán un éxito.
  • Aguacate relleno al horno. Viene a ser algo parecido a la típica berenjena rellena de carne picada con bechamel y queso pero con aguacate. Lo ideal es tres o cuatro mitades para cada comensal ya que el aguacate es muy pequeño. Trata de elegir en el supermercado los aguacates con piel más dura, te facilitará mucho el trabajo.

Un alimento saludable y sabroso. ¿Probamos alguna de estas recetas ya?