El magnesio es un mineral fundamental para que nuestro cuerpo pueda realizar numerosas funciones. Entre otras cosas, interviene en la transmisión del impulso nervioso y en la relajación muscular, por lo que es imprescindible para que los músculos, los nervios y el corazón funcionen con normalidad.

Para qué sirve

El magnesio es indispensable para la nutrición humana. Este mineral es necesario para realizar más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo.

Esta sustancia contribuye a regular los niveles de glucosa en sangre, tiene un papel fundamental en la obtención de energía y participa en la producción de proteínas. Además, es esencial para mantener sanos y fuertes los huesos.

Con respecto a este último aspecto, diferentes investigaciones han demostrado que el magnesio tiene un papel muy importante en el desarrollo de los huesos, ya que favorece a su crecimiento y estabilización.

Se sabe que en torno a un 65% del magnesio que tenemos en nuestro cuerpo está concentrado en los huesos y parece que regula el metabolismo del calcio que ingerimos con la alimentación. Esto se debe a que interviene en la función de la parathormona (la hormona que regula el equilibrio de calcio y fósforo), y también influye en la actividad de la vitamina D.

Qué pasa si tengo falta o exceso de magnesio

Es importante que sepas que el magnesio puede causar ciertos desequilibrios en nuestra salud cuando la cantidad que tiene nuestro organismo es demasiado baja o bien demasiado alta.

Cuando tengo el magnesio bajo

Si tenemos bajos los niveles de magnesio las consecuencias podrían manifestarse a través de determinados síntomas delatores del problema que son de tipo psicológico y emocional. Algunos de estos síntomas de esta escasez son:

  • irritabilidad
  • apatía
  • cansancio
  • debilidad muscular
  • calambres
  • fallos de memoria
  • mayor dificultad de aprendizaje

Asimismo, padecer cierta deficiencia de magnesio podría estar relacionada con: hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes y osteoporosis.

Se puede producir un déficit de magnesio por llevar una dieta pobre en este mineral, aunque su carencia también se puede deber como consecuencia de algunas alteraciones como tener los niveles de calcio por debajo de lo normal, padecer mala absorción digestiva, quemaduras o intervenciones quirúrgicas.

También es conveniente tener en cuenta que el abuso de las bebidas alcohólicas también podría producir una bajada del magnesio al igual que la ingesta de ciertos medicamentos, como los laxantes y algunos antibióticos…

¿Y si tengo alto el magnesio?

Cuando comemos obtenemos magnesio a través de los alimentos, pero esta cantidad es inocua ya que en caso de un posible exceso lo eliminamos a través de la orina. No obstante, si estamos tomando algún tipo de suplemento de este mineral es importante que no excedamos las dosis recomendadas, salvo que sea por prescripción médica.

Si ingieres una dosis muy elevada de magnesio, puede acarrear consecuencias en nuestro organismo como: molestias estomacales, náuseas, vómitos y diarreas. En casos más severos podrí incluso provocar confusión, una bajada de la presión arterial, la disminución de la respiración y la aparición de un patrón irregular de latidos del corazón.

La clave: una buena alimentación

La mejor forma de conseguir que los niveles de magnesio de tu organismo sean los idóneos es a través de la dieta. Se recomienda llevar una alimentación saludable incluyendo frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos, levadura de cerveza y frutas desecadas, que serán tus mejores aliadas, ya que son alimentos ricos en este mineral.

Además, conviene que sepas que una sudoración excesiva, provocado por un exceso de ejercicio o por el estrés físico o mental provoca una mayor pérdida de magnesio, por lo que en estos casos puede ser necesario aumentar la ingesta de este mineral.

La dosis diaria recomendada para un adulto es de 330 miligramos/día en el caso de las mujeres y 420 para hombres.

Y recuerda, que si estás buscando un buen seguro de Salud, en El Corte Inglés contamos con los mejores seguros de las mejores compañías.