Algunos consejos para dormir bien con calor pueden ayudarte a conciliar el sueño durante las calurosas y molestas noches de verano.

Y es que, cuántas veces has estado dando vueltas durante horas en la cama, sintiendo el ambiente cargado por el calor acumulado del día, rogando una pequeña ráfaga de aire que alivie, por un momento, tu agobio. Pero nada, las cortinas no se mueven ni un milímetro y la atmósfera de tu dormitorio pesa, como una losa, sobre ti. Imposible dormir así.

Muchas personas no pueden permitirse disfrutar del aire acondicionado durante el verano. Si es tu caso, prueba a poner en práctica los siguientes consejos para dormir bien con calor:

  • Abre las ventanas de tu casa. A veces, no es suficiente con que abras sólo la ventana situada en la habitación en la que duermes. Si, además, abres otras ventanas ubicadas en estancias diferentes de la casa, lograrás que se genere una corriente de aire que vas a agradecer si sientes calor.
  • Los ventiladores son una buena alternativa para combatir el calor durante la noche. Los hay muy baratos y silenciosos. También, puedes instalar ventiladores de techo. Todos ellos mueven y regeneran el aire de la habitación.
  • A la alternativa del ventilador, puedes añadir trucos caseros, como por ejemplo el de colocar un recipiente con hielo delante de las aspas. El hielo enfriará el aire generado por las aspas del ventilador. Notarás, si este aire lo recibes de forma directa sobre tu cuerpo, que es más refrescante.
  • Si el calor resulta insoportable, otro de los consejos para dormir bien con calor, es enfriar tu cuerpo. ¿cómo? Un truco es pulverizar con agua el cubre colchón sobre el que te vas a tumbar. Vestir una camiseta húmeda también aliviará la sensación de calor.
  • Una ducha fría antes de dormir hará que descienda tu temperatura corporal, al menos el tiempo suficiente para que puedas conciliar el sueño antes de volver a sentir un calor insoportable.
  • El último de los consejos para dormir bien con calor, es que evites hacerlo con una sábana sobre tu cuerpo. Si eres de los que necesita taparse incluso en verano, entonces pulveriza la sábana con agua, para que esté húmeda.

Si te interesa tu salud y la de tu familia, consulta a nuestro asesor.