Mejorar la productividad y el trabajo en equipo es fundamental para que una empresa obtenga buenos resultados y alcance sus metas deseadas.

La confianza es ese sentimiento que cuesta mucho tiempo y trabajo generar en los demás y tan sólo un segundo en conseguir que se pierda. No resulta fácil ganarse la confianza de los demás y menos en el entorno laboral donde la competitividad, el estrés y la falta de tiempo están a la orden del día.

Si tienes un grupo de gente a tu cargo el cual debes coordinar, toma nota de los siguientes consejos para que tu equipo confíe en ti:

  • Sé empático: las personas que conforman un equipo de trabajo son eso, personas, con sus problemas, sus preocupaciones y sus diferentes personalidades. Muestra empatía y trata de ser comprensivo con las circunstancias personales de cada uno.
  • Respeta: liderar un equipo de trabajo te obliga a llevar el mando en muchas situaciones y a tomar decisiones que puede que no siempre gusten. Ten tacto. Todo lo que debas comunicar hazlo con respeto y educación. Argumenta los motivos con razones lógicas y de peso. La inteligencia emocional en el ámbito laboral es un arma infalible para generar confianza.
  • Predica con el ejemplo: no puedes exigir nada que no demuestres tú primero. El compromiso por el proyecto que tenga que emprender tu equipo de trabajo debe comenzar en ti.
  • El jefe no siempre lleva la razón: es importante que una persona que lidera in equipo de trabajo sepa cambiar de opinión ante nuevas propuestas que se le planteen si eso favorece a alcanzar la meta deseada. Y es importante que lo haga sin complejos. También se debe admitir los errores que se cometan. Son dos formas de actuar que humanizan al jefe y hace que los empleados se sientan más cercanos a él.
  • Aplaude los logros de tu equipo de trabajo: un jefe no sólo está para criticar los fallos. Un buen líder también debe reconocer las buenas acciones de sus empleados y reconocer sus virtudes y sus logros.

Sin la confianza de un equipo de trabajo en su jefe o superior directo, ningún proyecto fluirá de manera natural. Es posible que surjan cientos de obstáculos durante el camino. Trata de aplicar estos consejos para que tu equipo confíe en ti y logra trabajar seguro de que todos y cada uno de los empleados cumplirán con sus responsabilidades completamente centrados, tranquilos y sin distracciones.