Sobrellevar una larga jornada laboral con éxito y sacando provecho a toda tu productividad personal depende de muchos factores. Tu estado mental es uno de ellos y todos sabemos que hay trabajos que pueden generar un alto nivel de estrés que hay que combatir.

Disciplinas como el Mindfulness, el Yoga y el Pilates pueden ayudar a relajar mente y cuerpo y a cargar a cualquier trabajador de la energía necesaria para gozar de una buena salud laboral.

Todas son prácticas muy efectivas para desconectar del trabajo. Pero ¿qué diferencias hay entre Mindfulness, Yoga y Pilates? Las tres disciplinas buscan la relajación mental y física y la toma de conciencia del ‘aquí y ahora’, pero a través de todas ellas se intenta lograr ese estado mental y físico de diferente manera:

  • Minffulness o meditación: a través de esta práctica aprendemos a parar en todos los sentidos, mente y cuerpo. Paramos toda actividad, respiramos y tratamos de relajar el cuerpo y no pensar en nada. De esta forma logramos ser plenamente conscientes del ‘yo, aquí y ahora’, sin distracciones, sin ‘pre-ocupaciones’.
  • Yoga: es otro hábito saludable que podemos implantar en el trabajo. Antes o después de iniciar una jornada laboral, una sesión de Yoga nos ayudará a liberar estrés, a clarificar ideas y a relajarnos mediante el estiramiento corporal y la relajación mental. El Yoga trata de equilibrar mente y cuerpo  través de la flexibilidad, la resistencia y la meditación.
  • Pilates: se trata de una disciplina mucho más novedosa que el Yoga y que la meditación. Se centra más en el trabajo físico y la recuperación muscular. Se utiliza mucho en rehabilitaciones. Pero, al igual que el Yoga, esta práctica busca algo mucho más allá que el mero bienestar físico. A través de él logramos un estado mental más equilibrado. En el Pilates la respiración busca mejorar e intensificar los movimientos y la resistencia corporal, mientras que en el Yoga la respiración es utilizada para relajar el cuerpo y la mente.

Para proteger tu salud practicando cualquiera de estas disciplinas no es necesario creer en ningún tipo de religión. Se trata de conceptos que abrazan la espiritualidad lejos de doctrinas religiosas. Cualquiera puede practicar el Mindfulness, el Yoga o el Pilates. Los expertos aseguran que media hora al día de cualquiera de estas prácticas pueden cambiar tu vida y la forma de sentir todo lo que te rodea. Muchos son los que aseguran haber ganado en calidad de vida. ¿Te apuntas?