Seleccionar bien la ropa que nos vamos a poner cada día no sólo ayuda a que podamos lucir la estética que deseemos, sino que también puede cuidar de nuestra salud.

Las prendas están compuestas por materiales textiles y sintéticos que se exponen al contacto directo de la piel cada día. Esto puede influir de diferentes maneras sobre nuestro cuerpo.

Mucho se ha hablado de por qué debemos lavar la ropa antes de estrenarla. Las prendas pueden ser portadoras de bacterias y químicos impregnados en el material que las componen durante el proceso de fabricación y almacenamiento.

Pero otra pregunta surge en torno  las prendas de vestir: ¿es bueno para la salud llevar ropa muy ajustada? Puede no parecer una cuestión importante, pero lo cierto es que si se abusa del uso de ropa ajustada podemos padecer las consecuencias. Con las tendencias de moda de los últimos años, llevar ropa ajustada se ha convertido en una rutina diaria. Es muy habitual utilizar pantalones pitillos, leggins o camisetas ajustadas cada día.

Estas son las consecuencias para la salud que podemos sufrir debido a la ropa ceñida:

  • Los pantalones o las mallas demasiado ajustadas puede provocar problemas de transpiración en la zona genital lo cual puede favorecer a su vez la aparición de hongos.
  • Si la ropa ajustada ciñe la zona del abdomen se pueden producir dolores de estómago, gases y problemas para que el organismo realice de forma correcta la digestión.
  • Otro problema de salud que puede provocar el uso de ropa ajustada es el que tiene que ver con dolores y molestias musculares. La ropa ceñida dificulta el movimiento natural y libre de ciertas partes del cuerpo.
  • Ciertas prendas ajustadas pueden ceñir demasiado la zona torácica y provocar dificultades para la correcta respiración. Como consecuencia, la persona que presenta dichos problemas no logra oxigenar bien el cerebro y puede llegar a sufrir mareos y dolores de cabeza.
  • Problemas de circulación: evitar las varices es posible si limitamos el uso de la ropa ajustada, la cual puede dificultar el retorno venoso. Además, la Fundación Española del Corazón ha advertido que los problemas de circulación sanguínea pueden provocar la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • La ropa ajustada puede provocar la dificultad de que el cuerpo elimine toxinas. Con el tiempo esto puede derivar en la aparición de quistes y en retención de líquido.

Con todo lo mencionado lo más recomendable es no usar de forma habitual en nuestra rutina diaria, ropa ajustada.