Siempre pensando en la protección de nuestra salud, si detectamos un alimento con fecha de caducidad sobrepasada, no lo dudamos ni un segundo; dicho alimento acaba en el cubo de la basura.

Existe una creencia generalizada sobre la poca seguridad de comer alimentos después de la fecha de caducidad. Aunque es del todo recomendable seguir las indicaciones de los productos, hay datos que debemos identificar e interpretar de forma correcta para no caer en el error de tirar comida de manera innecesaria.

Existen dos datos que debes conocer y diferenciar para saber si es seguro comer un alimento después de la fecha de caducidad:

  • “Consumir preferentemente antes de”: esta leyenda indica que, si han pasado unos pocos días de la fecha indicada junto a esta frase, el producto puede ser consumido sin que ello conlleve un riesgo para la salud. En este caso, lo que sí puede ocurrir, es que el alimento haya perdido parte de sus propiedades nutricionales y de su calidad.
  • Fecha de caducidad: si un alimento sobrepasa esta fecha indicada en su envase o envoltorio, se debe desechar y no ser consumido, para no poner en peligro la salud.

No debes confiar en el aspecto más o menos saludable de un alimento. Si ha sobrepasado la fecha de caducidad y aun así el producto muestra un buen aspecto, no lo consumas. La fecha de caducidad indica que, a partir de ese momento, puede contener bacterias nocivas para tu salud. Muchos productos se estropean y es evidente su mal estado, ya que se produce un proceso de descomposición apreciable a la vista y al gusto. Pero hay otros alimentos que no alteran su sabor o aspecto de forma inmediata; aun así, no es seguro comer productos después de la fecha de caducidad.

Es cierto que la fecha de caducidad se decide tras un análisis riguroso del alimento, después del cual, se decide dicha fecha dejando siempre un margen de seguridad por si es consumido de todos modos. Por este motivo muchas personas se confían y piensan que, aunque hayan pasado sólo unos pocos días desde la fecha de caducidad, es seguro comer alimentos caducados.

Lo recomendación de los expertos es que no se corran riesgos para, así,  proteger la salud. Lo mejor es seguir las indicaciones de cada producto y no consumirlos después de la fecha de caducidad indicada, así como no confiarnos del todo con el consumo de productos tras la fecha indicada en la leyenda “consumir preferentemente antes de”.