La premenopausia es un periodo que experimentan las mujeres en torno a los 40-45 años antes de que sufra la menopausia. Se considera periodo de premenopausia cuando se empieza a producir una ausencia regular de la menstruación. Mientras que se considera que ya estás menopáusica cuando la ausencia de la regla es de 12 meses o más.

Como la llegada de la menopausia no es repentina deberías de empezar a revisar y cuidar más los hábitos durante este periodo para que llegues sana y lo mejor posible a la menopausia.

Los primeros síntomas que puedes sentir durante la premenopausia son sofocos, dolor al mantener relaciones sexuales debido a la disminución de la lubricación, incremento del colesterol malo, inestabilidad emocional, acumulación de grasa abdominal, caída del pecho, etc.

Hábitos para afrontar la premenopausia:

-Ejercicio físico: excelente manera de mantener en forma los huesos, músculos y articulaciones. Con un entrenamiento adaptado a cada una puedes incluso favorecer la circulación y la capacidad respiratoria.

-Cambia tus hábitos tóxicos: deja de fumar, no consumas tanto café ni bebidas alcohólicas, ya que repercute a la mejor absorción del calcio y en la protección cardiovascular.

-Cuida tu suelo pélvico: la pérdida de hormonas provoca la aparición de incontinencia urinaria y prolapso genital. Es fundamental hacer ejercicios indicados para esta zona y acudir a revisiones ginecológicas.

-Protege la piel: con los años y la aparición de la menopausia la piel se vuelve más seca, menos elástica y se arruga.

-Alimentación equilibrada: hay una tendencia a aumentar de peso cuando llega esta etapa. Si se superan las necesidades energéticas tenderá a aumentar de peso fácilmente y de forma progresiva.

-Métodos de relajación: puedes obtener magníficos resultados como la disminución de tensión, mejor concentración y memorización, aumento de la autoestima y controle emocional, muy importante en esta etapa especialmente de inestabilidad.