La jornada laboral puede ser muy dura si no logramos acudir motivados a nuestro trabajo.

Seguro que muchos estaréis pensando que para lograr eso es necesario realizar un trabajo que te encante y que son muy pocos los afortunados que aman la profesión a la que se dedican cada día. Eso, es cierto, sería lo ideal para acudir motivado al trabajo: que te encante. Pero no siempre es posible lograr un puesto con las características laborales deseadas.

SI este es tu caso, también puedes lograr acudir motivado a tu puesto laboral. La desmotivación puede venir dada por muchos otros factores en los que puedes trabajar.

Además, ten en cuenta que lograr dicha motivación será una forma de proteger tu salud laboral. La desmotivación genera sentimientos negativos de frustración, irritabilidad, depresión, estrés, etc. La motivación en el trabajo genera muchos beneficios para nuestro bienestar y para el de los demás compañeros. Porque cuando uno se siente feliz tiende a querer hacer feliz a los demás, se muestra más comunicativo y comprensivo y evita la generación de un ambiente tóxico. Evitar todo esto es evitar estrés laboral por posibles conflictos o enfrentamientos con otros compañeros o con nuestros jefes.

La importancia de la empatía para convivir en el trabajo es igual de destacable que la de la motivación.

Otro de los beneficios de lograr la motivación en el trabajo es que hará trabajar tu creatividad. Cuando estamos motivados tendemos a pensar en cómo lograr los mejores resultados en el menor tiempo posible y buscamos las fórmulas adecuadas.

Si no logras encontrar motivación en la tarea en sí, búscala en otros aspectos del trabajo. Un ejemplo puede ser el siguiente: imagina que no te interesa la mecánica, pero trabajas en un taller. Tu motivación puede centrarse en varios aspectos como por ejemplo lograr más formación para dominar el medio y sentirte más seguro, centrarte en la atención exquisita del cliente, ayudar a tus compañeros en todo lo que necesiten, etc. Pensar que le has solucionado el día a un cliente que dependía de su coche siempre puede ser más motivador que pensar que tienes que realizar una reparación que no te entusiasma.

Por último, para lograr acudir motivado al trabajo, procura empezar el día con energía. Para tener más energía en la oficina o en cualquiera que sea tu centro laboral, procura descansar las horas suficientes y comer bien, entre otras cosas.