Llega el invierno y no podemos evitar asociar la llegada de la gripe con las bajas temperaturas. Es uno de los virus más temidos y aunque no suele conllevar consecuencias graves si genera síntomas muy molestos.

Debido a este temor, son cientos los consejos para pasar la gripe que escuchamos cada año. Pero no todos responden a una verdad absoluta. Algunos han sido incluidos en el ideario popular porque, a base de ser repetidos una y otra vez y de ser escuchados constantemente, han adquirido una condición de reales, sin serlo.

Lo que queremos decir es que existen mitos sobre la gripe que no responden a una realidad verdadera y demostrada y que queremos desvelarte a continuación:

  • “¿Tienes gripe? ¡Toma antibiótico!”. Esta es una de las afirmaciones que solemos escuchar cuando comunicamos a la gente que estamos enfermos. Pero se trata de un consejo erróneo que no debemos seguir. Un antibiótico no combate a un virus. Los antibióticos combaten bacterias e infecciones. Sólo un médico debe determinar si el virus de la gripe nos ha podido provocar algún tipo de infección que deba ser tratada con un antibiótico. Hacer un uso  indebido de este tipo de medicamentos, sin necesitarlos, es contraproducente porque nos hace inmunes a su efecto, algo que puede ser un problema cuando realmente lo necesitemos para proteger nuestra salud.
  • “Es verano. No puedes tener gripe. ¡Será otra cosa!”. Otra de las afirmaciones más escuchadas si nos contagiamos con el virus de la gripe en época estival. Pero sí, el virus de la gripe también está activo en verano. Lo que si es cierto es que las bajas temperaturas hace que el virus resista más.
  • No hay remedios naturales que puedan  prevenir la aparición del virus.  Existen hábitos para prevenir su contagio. Lavarse las manos con frecuencia, vacunarse o evitar el contacto con personas ya contagiadas son las únicas maneras eficaces de prevenir la enfermedad.

Estas son tres de las afirmaciones falsas sobre el virus de la gripe que más solemos escuchar con frecuencia y que suelen ser dichas como verdades absolutas. Recuerda que no lo son.

Una vez contagiado por la gripe lo más recomendable es acudir al médico para que pueda comprobar si sufres de algún tipo de infección que requiera antibiótico. Si no es así, no lo tomes porque no hará que la gripe desaparezca antes. Lo único que podrás hacer una vez contagiado es beber mucha agua, estar en reposo y tomar analgésicos que minimicen los síntomas que provoca esta enfermedad como pueden ser el dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de garganta, etc.