Cada vez son más los aficionados a la bicicleta y las ciudades de todo el mundo se están adaptando a esta tendencia –que a nosotros nos encanta, por cierto… ¡Tiene muchísimas ventajas!-, pero es cierto que al subirnos a nuestra bici, corremos bastantes riesgos, sobre todo si compartimos vía con el resto de vehículos. De la mano de la DGT, hoy te damos nueve consejos útiles y muy importantes para ir seguro sobre tu bici, sea cual sea el lugar al que vayas. Coge papel y boli ¡y apúntalos todos!

  1. Documentación. Es imprescindible ir siempre documentado con DNI o Pasaporte ante cualquier imprevisto: si sufres un accidente, te pierdes…
  2. Actitud respetuosa. Parece lógico, pero muchos conductores mantienen una actitud agresiva al volante (¡o manillar!), lo que aumenta el riesgo de accidente. Circula con responsabilidad y respeto hacia el resto de usuarios de la vía y ya sabes… Alcohol y drogas, ¡NUNCA!
  3. Prohibido auriculares. No utilices auriculares para escuchar música, ni radio ni nada. Es peligroso porque pierdes muchísima información de lo que ocurre a tu alrededor.
  4. Casco siempre. Recuerda que en carretera es obligatorio el uso del casco para todos y en ciudad lo es para los menores de 16 años. ¡Puede salvarte la vida!
  5. Ser visto. Cuanto más frágil es nuestro medio de transporte, más importante es hacerse ver. Hazte con catadióptricos, luces y ropa reflectante para que el resto de vehículos te vea.
  6. Evita los pelotones. No circules en pelotón, siempre en fila de a dos como máximo y, si la carretera carece de arcén, ve en fila india.
  7. Si vas en grupo, os podrá acompañar un vehículo correctamente señalizado (señal V-22) pegado a la derecha.
  8. Por arcén o a la derecha. Si circulas en bici por carretera, debes ir por el arcén o en su defecto pegado al borde derecho de la vía. En autopista está prohibida la circulación de ciclos.
  9. Usa el carril bici. En ciudad debes ir por el carril destinado a bicicletas, ciclocalles o, si no existen, por el carril de la derecha. Nunca por la acera.

La seguridad en la carretera es importantísima sea cual sea tu medio de transporte: bici, moto, coche… Contrata un buen seguro para viajar tranquilo.