A la hora de cuidar la salud, muchas personas se plantean la práctica de algún tipo de ejercicio.

Dos de las actividades más demandadas en la actualidad son el pilates y el yoga.

Son muchos los que confunden ambas prácticas, pero, si bien, tienen elementos en común, estas dos actividades no consisten en lo mismo y los objetivos que se pretenden alcanzar a través de ellas, también difieren.

Ante la duda de si prefieres practicar pilates o yoga, toma nota de la siguiente información que te presentamos a continuación para aclarar en qué consiste cada una de estas actividades:

  • Los orígenes del yoga son milenarios y procedentes de la India.
  • El origen del pilates se encuentra a principios del siglo XX. El nombre de su creador es Joseph Pilates.
  • El yoga es una práctica que se incluye dentro de un concepto más general que engloba toda una filosofía de vida y de pensamiento que busca un equilibrio mental.
  • Joseph Pilates creó el método del pilates tomando como base muchas de las posturas que se practican en el yoga. Pero el pilates se centra más en el fortalecimiento y entrenamiento del cuerpo para lograr el control sobre él, precisión, elasticidad y fortaleza muscular.
  • El yoga pone su punto de mira en la espiritualidad y ayuda a relajarse y a eliminar estrés para proteger nuestra salud de futuras enfermedades o de molestias en nuestro organismo, ganando así en calidad de vida.
  • El yoga ejercita la elasticidad del cuerpo a través de posturas estáticas que logran equilibrar mente y cuerpo.
  • En el pilates se realizan ejercicios de suelo y ejercicios con máquinas. En la práctica del yoga, sin embargo, no se utiliza ningún tipo de máquina.
  • El yoga ayuda a controlar la respiración, al igual que el pilates. En ambas prácticas, el control de la respiración, ayuda a relajar mente y cuerpo y a controlar mejor los movimientos.
  • El yoga y el pilates ayudan a tonificar el cuerpo haciendo que los músculos sean más elásticos. El yoga lo hace trabajando las extremidades hacia el centro del cuerpo. El pilates, sin embargo, lo hace centrando el esfuerzo desde zonas centrales del cuerpo (glúteos, abdominales y muslos), hacia las extremidades.
  • El pilates es más dinámico y activo que el yoga.

Ante la duda de si pilates o yoga, muchos expertos recomiendan alternar ambas disciplinas. Las dos son beneficiosas y con ellas podemos proteger la salud, alineando nuestra columna, mejorando nuestra coordinación de movimientos, fortaleciendo nuestra musculatura para evitar posibles lesiones o rehabilitarlas y logrando una relajación mental que ayuda a liberar estrés.