El pistacho americano es, según los expertos, el alimento ideal para las ingestas entre comidas ya que aporta al organismo la energía necesaria y optimiza el rendimiento en las actividades cotidianas.

En comparación con las patatas fritas, el pistacho americano tiene más proteínas (17,6g), más fibra (6,5g), más hierro (7,2 mg), menos grasas saturadas (6,8g) y más vitamina A y E, según la doctora Nieves Palacios, jefe del dervicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes.

Otros beneficios del pistacho son su elevada cantidad de proteínas vegetales (en su composición destaca el aminoácido arginina, importante para las personas que practican deporte), que no contiene colesterol y su gran valor energético entre 600-650kcal/100g. También son ricos en potasio, hierro, fósforo, magnesio, vitaminas B1, B2, B6, E y Coenzima Q10. Una ración de 30 g de pistachos americanos suponen unas 160 Kcal, lo que en una dieta de 1800 Kcal, correspondería al 8% del total.

El aperitivo en España

La mayoría de españoles consume aperitivos de forma habitual. Según los resultados del estudio realizado en 2007 por el “Comité de Expertos Info-aperitivos. Salud y Diversión”, sobre los hábitos de consumo de productos de aperitivo, en una muestra de individuos mayores de 15 años, el 90% de los españoles consume aperitivos de modo habitual.

Además, los resultados del estudio llevado a cabo por la consultora Nielsen, en octubre de 2014, el 56% de los españoles consume fruta a media mañana, aunque el chocolate sigue siendo el producto más elegido para “matar el hambre” entre horas.

En un momento en el que el aperitivo crece entre los hábitos de alimentación de los españoles (el 90% de la población consume alimentos de aperitivo de forma habitual), los expertos destacan la necesidad de que el 15% del total de las calorías diarias corresponda a las ingestas que se realizan a media mañana y a media tarde pero recomiendan que éstas sean poco calóricas.