Con el verano tan cerca y los pies al descubierto, es necesario seguir algunas recomendaciones para evitar posibles molestias como las temidas ampollas y rozaduras que suelen ser muy comunes en esta época del año.

Desde el Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV), recomiendan preparar tus pies para el verano acudiendo al podólogo para realizar una revisión del pie en verano , con el objetivo de comprobar que su salud es correcta y que no existen hongos o verrugas plantares que podrían propagarse con mayor rapidez, si cabe, en esta época del año.

“Con la llegada del calor, los pies están más expuestos, es frecuente andar descalzos por zonas húmedas como las piscinas y esto hace que sea fundamental que nos concienciemos de la importancia de acudir al podólogo para revisarlos previamente y evitar los contagios por hongos y verrugas, que en buena parte se producen, porque el portador lo desconoce”, ha señalado Alfredo Martínez, Presidente del ICOPCV.

Junto a esta recomendación, los profesionales aconsejan como medidas adicionales de cara a preparar tus pies para el verano, prestar especial atención a su hidratación y a las durezas.

Para evitar la aparición de rozaduras y ampollas, se recomienda utilizar un calzado fabricado en materiales naturales que se adapte al movimiento del pie y proteger las zonas de fricción, especialmente en el caso de las personas diabéticas o con problemas circulatorios, con protectores específicos como apósitos con almohadillas o geles inocuos.

Además, es fundamental que los pies estén bien hidratados porque de esta forma la piel de esta zona estará más flexible y será más resistente frente a las fricciones. Para esto, son recomendables las cremas de urea porque ayudan a mejorar la recuperación de fluidos en la piel seca y la renovación de los tejidos.

También es importante utilizar una piedra pómez o una lima dos veces a la semana con la finalidad de eliminar la piel seca y evitar la hiperqueratosis (durezas en la piel) que podría llevar a la aparición de grietas en los talones.

En definitiva, es importante que tengas en cuenta las recomendaciones que te hemos dado para preparar tus pies para el verano, y así disfrutar de esta maravillosa estación del año sin dolores ni molestias incómodas.