En días soleados, y sobre todo en verano, cuando la luz es más intensa, protege tus ojos del sol.

Al igual que proteges tu piel de los rayos ultravioletas, protege tus ojos del sol para evitar daños oculares y futuras enfermedades.

Nuestros ojos están protegidos por una delicada membrana que hay que cuidar. Los rayos ultravioletas pueden ser perjudiciales, provocando desde una disminución de la visión que puede agravarse con el paso de los años, hasta cataratas.

Protege tus ojos del sol siguiendo estos sencillos consejos y tu salud ocular se mantendrá firme durante mucho más tiempo:

  • Uno de los complementos estrella en el mundo de la moda son las gafas de sol. Las hay de todos los estilos, tamaños y colores. Pero, para proteger tus ojos del sol, no son válidas todas las gafas. Esas de cristales de colores, que tanto te gustan, puede que no cumplan su función principal: proteger tus ojos. Sé selectivo a la hora de comprar unas gafas de sol. Fíjate que en los cristales aparezca la inscripción UV400. Eso significará que son cristales que no permiten penetrar a los rayos ultravioletas. También debes seleccionar aquellas gafas cuyo tamaño proteja bien toda la zona ocular, de frente y por los laterales. Una óptica, sin duda, será el mejor local para comprar unas gafas de sol adecuadas.
  • Si usas lentillas cuando estás expuesto a los rayos solares, debes saber que, al igual que las gafas, aquellas deben incluir en la composición de sus materiales un antibloqueo de los rayos ultravioleta.
  • Para proteger tus ojos del sol, puedes utilizar sombreros con visera o ala ancha.
  • Evita mirar fijamente la luz reflejada en el agua, la nieve, la arena o en algún material metalizado o brillante, ya que su intensidad será mucho mayor.

Además de seguir todos estos consejos, protege tus ojos del sol a través de la alimentación. Las vitaminas C y E fortalecen tus ojos y los cuidan de los rayos solares. Las frutas, las verduras y los frutos secos son ricos en este tipo de vitaminas, además de otras igualmente saludables. Inclúyelos en tu dieta diaria.

Si te interesa tu salud y la de tu familia, consulta a nuestro asesor.