Mucho se ha hablado, en los últimos años, sobre el teletrabajo. Aún así, todavía hay personas que se preguntan: ¿qué es el teletrabajo?.

El teletrabajo no es otra cosa que el trabajo a distancia, proporcionando a la persona que lo desempeña, la posibilidad de ejercerlo desde cualquier lugar. Es decir, el teletrabajo libera al trabajador de un horario fijo en una oficina, ya que, disponiendo de las diferentes herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías, éste se encuentra con que hay muchas tareas que se pueden realizar en casa, en un café, en un hotel e incluso en otro país.

Estas herramientas a las que nos referimos y que han revolucionado la manera de trabajar y de comunicarnos en el mundo, son las conocidas como Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs). Los ordenadores portátiles, Internet, los móviles y las videoconferencias, han logrado que varias personas puedan coordinarse y trabajar en equipo sin necesidad de reunirse en un mismo lugar.

Muchos empresarios ya han descubierto las ventajas de este nuevo sistema de trabajo que cada vez emplean más personas. Aunque aún los hay que se resisten a la idea de no tener a sus empleados controlados en un mismo lugar, lo cierto es que es difícil no sucumbir a la comodidad que puede ofrecer el mundo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Si aún te preguntas qué es el teletrabajo o para qué puede servir, vamos a enumerar una serie de ventajas de las que se pueden beneficiar tanto empresarios como empleados:

  • Con el teletrabajo, los empleados se ahorran tiempos de desplazamiento y los riesgos innecesarios que éstos conllevan.
  • Con el teletrabajo se puede aprovechar mejor el tiempo, ya que en la oficina existen horas muertas que no podemos emplear en otras tareas. El teletrabajo ofrece la posibilidad de poseer más libertad horaria y de movimiento.
  • El teletrabajo abre la puerta al mundo laboral a muchas personas con problemas de movilidad para las que, hasta ahora, suponía una dificultad desplazarse cada día a una oficina.
  • Con el teletrabajo puedes realizar tareas desde cualquier lugar del mundo, pudiendo trabajar para empresas que incluso se encuentran en un país diferente al tuyo.
  • Con las TICs, tanto empresarios como empleados se aseguran la total eficacia de las herramientas empleadas para realizar la tarea correspondiente en cada caso, así como la calidad de los resultados de la misma.