Se trata de un grupo de alimentos que consumimos más a menudo de lo que a priori parece. Los probióticos suelen ser recomendados por expertos nutricionistas y dietistas para ayudarnos a mantener un estilo de vida saludable. No solo se trata de adelgazar o de no engordar, sino que también debemos tener en cuenta aportar a nuestro cuerpo todas las vitaminas y nutrientes que necesita diariamente. De nada sirve estar muy delgado/a si únicamente nos alimentamos de un grupo de alimentos. ¡Necesitamos de todo en su justa medida!

Los alimentos probióticos son aquellos que contienen organismos vivos en su composición. ¡No debemos asustarnos! Se trata de bacterias buenas que, si las suministramos en la cantidad adecuada, dan lugar a un elemento que aporta grandes beneficios a nuestra flora intestinal.

¿Qué beneficios aportan los probióticos a nuestro organismo?

  • Ayudan a mejorar la intolerancia a la lactosa.
  • Estimulan el sistema inmunológico.
  • Alivian los síntomas de algunas alergias.
  • Reducen los niveles de colesterol.
  • Favorece a la producción de jugos gástricos.
  • Previenen y curan la diarrea.
  • Mejoran nuestras defensas luchando contra otras bacterias malignas.
  • Previenen las infecciones vaginales

En última instancia, ayudan a prevenir enfermedades más violentas como el cáncer.

¿Qué alimentos son ricos en probioticos?

  • Lácteos: yogur, queso crudo… Sobre todo el yogur vivo, es decir, aquel que se hace a mano con alimentos naturales.
  • Aceitunas, pepinillos y demás encurtidos en vinagre.  
  • Chocolate negro
  • Kéfir de leche. Puedes encontrarlo tanto de leche de vaca como de oveja y su contenido en probióticos es mayor que el de un yogur convencional. Aunque de nombre raro, el kéfir cada vez puede encontrarse en más supermercados.
  • Kéfir de agua. Agua con microorganismos.
  • Alimentos orientales de tipo miso o tempeh.

Prevenir enfermedades o enfrentarlas de la mejor forma, puede ser más sencillo si nos alimentamos bien y tenemos un buen seguro de salud, calcular tu cuota es gratis.