Al igual que cuando suben las temperaturas apetece elaborar recetas saludables para llevar a la playa o a la piscina y que nos ayudan a refrescarnos y a combatir el calor, también podemos disfrutar de recetas saludables para combatir el frío.

Existen platos que nos ayudarán a entrar en calor en estos meses de frío invierno. Un buen plato o taza humeante se hace muy apetecible y nos reactiva el cuerpo cuando nos quedamos encogidos por las bajas temperaturas.

El contraste entre el frío y la humedad con la temperatura de ambientes donde se encuentra funcionando algún tipo de calefacción, hace que nuestro organismo se enfrente al clima perfecto para generarse virus y bacterias que son los que hacen que nos acatarremos o resfriemos. Para cuidar nuestra salud debemos seguir una buena alimentación, sana, equilibrada y que nos proporcione todas los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para que nuestras defensas realicen su función de forma correcta.

A continuación os mostramos dos recetas saludables para combatir el frío:

  • Caldo de pollo: los caldos bien calientes y elaborados a base de verduras y carne blanca resultan de los más apetecibles, sanos y nutritivos para tomar en invierno. Un buen caldo nos templará el cuerpo de manera inmediata. La receta para hacer caldo de pollo es muy sencilla. Hierve en una cazuela durante una hora y media  un litro y medio de agua con un puerro, una cebolla, dos zanahorias, una patata, una hoja de laurel, calabaza, unas ramitas de perejil, pimienta y sal al gusto, huesos de pollo y una pechuga de pollo. Si lo cocinas en una olla a presión, tan sólo lo tendrás que dejar al fuego durante 20 minutos.
  • Lentejas: las legumbres en general son un alimento fundamental que proporcionan la energía necesaria para combatir el frío en invierno. Un guiso muy típico en época de frío son las lentejas. Lava 250 gr de lentejas. Pica 70 gr de cebolla y puerro, 50 gr de tomate, 100 gr de zanahoria y pimiento verde y sofríelo todo. Después añade 250 gr de patata rallada, una hoja de laurel y las lentejas. Deja cocer todo tres minutos. Por último añade agua hasta cubrir las lentejas y deja que cueza todo una hora en olla tradicional o veinte minutos en olla a presión, siempre tapado.

Además de las verduras, nunca hay que olvidar comer cinco piezas de fruta al día, tanto en verano como en invierno. Junto a estas saludables recetas que puedes hacer para llevarte al trabajo o para consumir en casa, debes añadir un postre sano y nutritivo, como por ejemplo una mandarina, un kiwi o una naranja, que estarán disponibles durante la temporada de invierno en cualquier establecimiento.