Una buena alimentación, sana y equilibrada es fundamental para cuidar nuestra salud.

Existen numerosas recetas saludables para el verano que son perfectas para elaborar. Aprovecha a preparar deliciosos  y sanos platos que puedes llevarte al trabajo.

Durante tu jornada laboral, no renuncies a una buena alimentación.

A continuación, te ofrecemos algunas recetas saludables para llevar al trabajo en verano:

  • Las ensaladas con verduras y frutas son los ingredientes estrella para el verano. Ricos, frescos, ligeros y saludables.
  • Puedes preparar una base de pasta, patata, arroz o legumbres como lentejas o garbanzos para después añadirle todo tipo de vegetales frescos, o simplemente preparar una ligera ensalada con productos frescos a base de frutas o verduras.
  • La ventaja es que lo puedes comer fríos, algo que en verano se agradece.
  • Gazpacho: es una receta muy recurrente para el verano. Refrescante y con un gran aporte vitamínico, es bajo en calorías y muy rico. Necesitarás un diente de ajo, sal, tres cucharadas de vinagre, medio litro de agua, un cuarto de cebolla y tomate y pimiento al gusto. Debes batir todo y guardar en la nevera para conservarlo fresco.
  • Zumo de aguacate y piña: delicioso y refrescante. Mezcla medio aguacate con un cuarto de piña, veinte hojas de espinacas, un plátano y un cuarto de taza de leche. Bátelo todo y obtendrás una nutritiva bebida refrescante perfecta para tomar en el trabajo durante el verano.
  • A cualquier ensalada variada al gusto, puedes añadirle frutos secos como pasas o nueces, así como queso fresco.
  • La pechuga de pollo o el pavo son carnes blancas, sin grasa, bajas en calorías, perfectas para acompañar a ensaladas.
  • Una macedonia de frutas variadas al gusto será perfecta para tomar como postre o a media mañana. Las macedonias de frutas son muy saludables, bajas en calorías y muy sabrosas. Además, aportan todo el complejo vitamínico y el frescor necesarios para combatir el calor y recuerda, las frutas logran proteger tu salud.

Muchas personas, debido a la falta de tiempo y a las largas jornadas laborales, renuncian a preparar comida casera y optan por comer en restaurantes o locales de comida rápida o precocinada. Este tipo de alimentación, a la larga, puede afectar a la salud. Cuando comemos fuera no controlamos los ingredientes que ingerimos.

Estas recetas saludables para llevar al trabajo en verano, son sencillas y rápidas de preparar. Cuida tu salud y tu dieta, cuidando tu alimentación.