Creemos necesario ofrecer una serie de recomendaciones para tomar el sol, teniendo en cuenta que, a pesar de toda la información existente sobre los peligros de sobreexponerse a los rayos solares, mucha gente sigue sin tomar ningún tipo de precaución.

Una quemadura solar puede ser el principio de un cáncer de piel. No se trata de alarmar o de lograr que tengamos miedo al sol. Se trata de exponer una realidad para concienciar.

Tomando las precauciones adecuadas podemos disfrutar de los rayos solares.

A continuación, te mostramos una serie de recomendaciones para tomar el sol que debes seguir para que tu salud no se vea perjudicada:

  • Evita la exposición al sol entre las 12:00h y las 17:00h. Es el momento del día en el que los rayos inciden con más fuerza. El peligro de sufrir quemaduras en la piel es más alto durante estas horas.
  • No sólo se toma el sol en la playa. Cualquier actividad que realices al aire libre en verano te expone a los rayos solares. Por lo tanto, protege tu piel con la ropa adecuada. Cubre las piernas y torso con prendas de telas finas para evitar el calor.
  • El sol también puede dañar nuestros ojos. Usa gafas de sol.
  • En la playa, descansa bajo una sombrilla.
  • Usa cremas protectoras. Según tu tipo de piel, elije el nivel de protección que más te convenga. Esto lo puedes averiguar consultándolo con un dermatólogo.
  • Elije cremas que protejan tu piel de los rayos ultravioletas. Fíjate bien en el envase. En él debe especificarse este dato.
  • Aplica el protector solar sobre tu cuerpo media hora antes de exponerte al sol.
  • Presta especial atención en el cuidado de la piel de los niños más pequeños. Es muy delicada y fácil de dañar.
  • No pienses que ya estás libre de quemaduras y daños en la piel por estar moreno. No es así. Aunque nuestra piel ya se encuentre muy pigmentada, sigue aplicando protector solar y protegiéndola todo lo que puedas.
  • Una de las últimas recomendaciones para tomar el sol, es que no bajes la guardia en los días nublados. Aunque la sensación térmica varía y se siente menos calor, los rayos ultravioletas siguen haciendo efecto.
  • En días de sol, bebe abundante agua.