Proteger la salud de nuestra piel, lidera el ránking de los cuidados que debemos tener en cuenta en verano.

Las altas temperaturas y la fuerte incidencia de los rayos solares pueden provocar situaciones peligrosas para nuestra salud como quemaduras en la piel, golpes de calor o deshidratación por exceso de calor y falta de agua.

Realizar deporte al aire libre o pasar un veraniego día de playa o tumbados en una piscina sin la protección adecuada, puede provocar quemaduras, que además de molestas, pueden ser peligrosas y fomentar la futura aparición de enfermedades dermatológicas graves como, por ejemplo, el melanoma.

Si te has pasado con la exposición al sol, existen algunos remedios caseros para las quemaduras solares, que puedes aplicar sobre tu piel para aliviar el escozor e hidratarla:

  • Leche: además de ser un alimento rico en calcio, la leche puede aliviar las molestias provocadas por las quemaduras solares. Empapa algunas gasas o compresas en leche fresca y colócalas sobre la piel irritada. La leche producirá un efecto calmante en la zona.
  • Beneficios del Aloe Vera: esta planta posee múltiples propiedades muy beneficiosas para la piel. Si tienes plantas de Aloe Vera en casa, puedes cortar por la mitad una de sus gruesas hojas y aplicar el gel natural que se desprende, directamente sobre la piel afectada. El Aloe Vera es regenerador, un excelente hidratante, antiinflamatorio y calmante.
  • Maicena: es un remedio casero para las quemaduras solares muy efectivo, sobre todo, en zonas delicadas como las líneas de las axilas, de debajo de los senos o de los glúteos, donde la piel se pliega y donde se puede producir un roce mayor que puede empeorar la situación si aplicamos algún tipo de aceite. En estas zonas aplica maicena.
  • Té de manzanilla helado: los taninos que contiene el té son muy beneficiosos para calmar el escozor provocado por una quemadura de sol en la piel. Hierve agua con manzanilla y después deja que el té se enfríe en la nevera. Cuando esté completamente frío, empapa gasas en él y colócalas sobre la zona afectada. Si la molestia es demasiada, puedes usar un pulverizador.

Cuida la salud de tu piel aplicando estos sencillos remedios caseros para las quemaduras solares. Aunque recuerda que el mejor cuidado es la prevención. Siempre que te dispongas a exponerte bajo el sol, protege tu piel con crema protectora de un factor alto. Evita las horas centrales del día durante el verano, que es cuando los rayos inciden con más fuerza.