Todos conocemos de sobra las tortitas de arroz, y seguro que en más de una ocasión has recurrido a ellas como una opción sana para picar entre horas y no recurrir a otros alimentos que nos hagan engordar. Pero, ¿te ha preguntado alguna vez si son tan saludables y saciantes como piensas? Pues sigue leyendo porque igual la respuesta te sorprende.

Las tortitas de arroz, son uno de los snacks más populares del supermercado, y podemos encontrarlas de todo tipo y variedad: tortitas de arroz integrales con chocolate blanco, con chocolate negro y coco, con yogur, con cúrcuma y pimienta, chocolate con naranja… y por supuesto, bio y ecológicas.

Ante esta variedad nos vemos tentados a incluirlas en nuestros alimentos para comer más saludable e incluso para cumplir con la dieta. Pero quizás no sean lo más recomendable ya que no están hechas al 100% con arroz integral e incluyesen aceites vegetales y otros ingredientes poco recomendables.

Además debido a su composición no sólo no son saciantes, sino que hasta pueden darnos más hambre. Uno de los problemas de estas tortitas es que la mayoría de las veces están hechas con cereales refinados. Por lo que, a diferencia de lo que ocurre con los cereales integrales, pueden producir un pico glucémico. Esto significa que el nivel de glucosa en sangre sube rápidamente, y entonces se libera insulina que hace que la glucosa descienda bruscamente y aparezca una sensación de hambre aún mayor.

Al ser un snack muy salado son muy palatables y estimulantes, es decir que nos dan ganas de comer más, así que fácilmente podemos empezar a tomarlas con la intención de comer solo un par y sin darnos cuenta podemos acabar con el paquete entero.

Hoy en día las tortitas se han convertido en un producto de uso habitual en muchos hogares, especialmente entre las personas que piensan que se encuentran ante un producto recomendable como tentempié en dietas de adelgazamiento. Pero tanto las tortitas de arroz con chocolate ‘saciantes’, las barritas de proteínas y demás procesados cargados de edulcorantes, no van a solucionar un problema de peso ya que solo son un pequeño parche.

De hecho, este producto no es aconsejable para niños de menos de 6 años ya que el arroz que se utiliza para elaborarlas está hinchado y no hervido y por lo tanto, tiene un mayor contenido en arsénico. Lo mismo ocurre con la bebida vegetal de arroz.

Alternativas

En el mercado existe un snack muy parecido en sabor y con el que estamos muy familiarizados y no son otras que las tradicionales palomitas de maíz. Eso sí, las caseras. Actualmente puedes encontrar bolsas de maíz listas para preparar sin ser el producto del microondas. Puedes hacerte unas palomitas de maíz en la sartén con un poco de aceite de oliva y especias en lugar de sal.

Sin embargo, hay tortitas que llevan menos procesados que las que se han puesto tan de moda a las que se le añaden todo tipo de ingredientes. Si vas a comprar este producto mira siempre el listado de ingredientes y la tabla de composición nutricional, escoge las que tengan mejores ingredientes y menor cantidad de sal.

Por otro lado la fruta, el yogur natural o un puñado de frutos secos siempre son las opciones más saludables, ya que nos aportan más fibra, nutrientes, vitaminas, minerales, ácidos grasos y son realmente saciantes.

Es más, los frutos secos son alimentos llenos de propiedades saludables para nuestra salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud los incluye entre los alimentos recomendables para una dieta saludable. Son ricos en ácidos grasos Omega-3, vitaminas y minerales. Ayudan a mejorar la función del corazón, son activos en la lucha contra el cáncer y reducen el riesgo de Alzheimer.

Lo que aconsejan los expertos es no pasarse de 30 gramos al día varias veces por semana. Siguiendo estás pautas, los frutos secos, además de ser aconsejables, no engordan.