Para cuidar de la salud de tus pies, debes evitar utilizar un calzado inapropiado.

Caminar con zapatos que aprietan puede provocar dolor en tus pies. Si además, lo haces de forma habitual, pueden surgir problemas de malformaciones o atrofias en músculos y huesos.

¿Te da pena deshacerte de esos zapatos que te aprietan pero que te encantan?

Toma nota de los siguientes trucos para que no te aprieten los zapatos:

  • Suavizante de pelo para que no te aprieten los zapatos: aunque no lo creas, el acondicionador para cabello puede ayudar a que tus zapatos dejen de apretarte, aunque sólo es efectivo en calzado de piel. Aplica este producto en la parte interior del calzado, nunca en el exterior para que no deje manchas visibles. Aplica una buena cantidad que empape bien el interior del zapato. Deja que el producto actúe durante todo un día. Pasadas 24 horas, seca con un paño limpio el interior impregnado con el producto. El acondicionador reblandece y cede la piel del calzado, logrando que tus zapatos dejen de apretar tus pies.
  • Hielo para que no te aprieten los zapatos: otro de los trucos para que no te aprieten los zapatos es introducir bolsas con agua en su interior. Una vez metidas las bolsas dentro del calzado, introduce los zapatos en el congelador. El agua, al congelarse, ensancha su volumen, lo que logrará que ceda el material y ensanche la horma también. Una vez logrado, podrás proteger la salud de tus pies cada vez que utilices esa par, ya que no apretarán como antes.
  • Modeladores para calzado: existen productos de este tipo que puedes adquirir en tiendas especializadas en calzado. Lo que logran, es ablandar y moldear el cuero de tal forma que logra adaptar la forma del calzado a tu pie ensanchándola y mostrándose más suave y adaptable. Aplicando este tipo de productos, puedes evitar rozaduras molestas que provocarían heridas en la piel y dolor por la presión producida por un calzado demasiado estrecho.

Todos estos trucos para que no te aprieten los zapatos son sencillos de aplicar y muy baratos. Se trata de trucos caseros que pueden solucionar el problema con tu calzado en apenas un par de días.

Aplica estos trucos para que no te aprieten los zapatos y lograrás dos cosas: cuidar la salud de tus pies y evitar deshacerte de ese par de zapatos que te encanta y que combina con todo.