Hero banner

Ayuda

¿Qué es el Continente?

Te informamos sobre qué es el continente

Te explicamos que es el Continente

Este es un término muy importante que debemos conocer cuando contratamos un seguro de hogar, para escoger bien y con conocimiento de causa qué póliza y qué compañía debemos elegir,; en este sentido, los consejos de los asesores de la Correduría de El Corte Inglés pueden ser fundamentales para que nuestro seguro se ajuste a nuestras necesidades. Siempre hemos oído que el continente es, básicamente, techo, suelo y paredes de nuestra casa.

Para ser un poco más específicos, diremos que podríamos tildar de “continente” a las edificaciones que se destinan a viviendas para habitar, pudiendo ser pisos, viviendas unifamiliares -adosadas, pareadas o independientes-, comercios, oficinas, industrias, garajes, almacenes o comunidades de propietarios; dentro de estas, hablaríamos de (como decíamos al principio) suelos -incluyendo cimientos o forjados, pilares o vigas-, paredes,  techos y falsos techos -incluyendo ventanas (con sus persianas y cristales) o puertas además de las instalaciones que en ellos se encuentren como son las de luz, gas, agua, placas solares, antenas tanto de teléfono como parabólicas, sistemas de frío y calor (calderas, radiadores, aires acondicionados -tanto splits como máquinas exteriores, cuya instalación sea fija-), ascensores y en general, todo lo que no se pueda “separar” de la construcción por estar fijada a ésta, sin que para su separación exista una rotura o se estropee alguna de las partes.

Hablamos ahora de las chimeneas, los muebles de los baños, de las cocinas, de armarios si son empotrados, de los elementos sanitarios (lavabo, bidé e inodoro), pintura de las paredes, papel pintado, tarimas y parqués, sensores de alarmas de incendios, humos, robo, o los toldos o pérgolas fijas de una vivienda.

¿Qué más puede considerarse continente?

Además de lo anteriormente expuesto, se consideran generalmente parte del continente las estancias anexas a las viviendas -si las hubiere-, los trasteros, las cercas, muros, vallas, arbolado de los jardines, los garajes, las piscinas o pistas de tenis, pádel, fútbol, baloncesto (en general cualquier tipo de instalación deportiva), etc.

Si la antigüedad del continente asegurado no es mayor de cuarenta años, en la mayoría de los casos, se podrá asegurar el capital por su valor de reposición a nuevo y si lo fuera, por su valor real.

¿Cómo nos ayuda nuestro seguro de hogar con el continente?

Los seguros protegen además de lo que tenemos dentro de casa, lo que nos puedan quitar durante un robo o lo que podamos perder tras un incendio, la estructura de la casa en sí misma y otros eventos que pudieran darse y que serán cubiertos a través de la garantía de Responsabilidad Civil.

Calcular el valor del continente en nuestra póliza 

Contratar un seguro de hogar no es obligatorio a no ser que la casa esté hipotecada, situación en que la ley nos obliga a tener un seguro que proteja esa vivienda. Ya sabrás que no es obligatorio contratar ese seguro con la entidad bancaria, sino que puedes hacerlo con una compañía ajena al banco, si bien es cierto que, si se contrata con la firma de la hipoteca en la sucursal podremos beneficiarnos de ciertas prebendas respecto a nuestro compromiso con el banco (que normalmente es para unos cuantos años).

Ya que los seguros de hogar nos dejan cubiertos respecto a los conceptos de la Responsabilidad Civil, el contenido y el continente, y ya que estamos hablando de este último, podemos decir cómo se calcula su valor. Y no es de otra manera que procediendo a multiplicar los metros que tiene la superficie (construida, no vale utilizar la superficie útil) por el coste medio que supondría reparar una casa con características lo más parecidas posible. La aseguradora también considera la calidad de los materiales empleados, la ubicación geográfica de la vivienda y el tipo al que ésta pertenece.

Dicho esto, con anterioridad a la contratación del seguro de hogar, podremos elegir qué capital deseamos incluir como continente, aunque como lo más habitual es que, una vez sepamos cómo se calcula el valor del continente, no estemos seguros de ser muy exactos a la hora de hablar de cifras, la propia compañía nos plantea un valor estimado; y ellos sí que están acostumbrados al manejo de estos parámetros y fijarán el valor para el continente que más se ajuste al hogar que habitamos. También hay que saber que este valor poco o nada tiene que ver con lo que pagamos en su día por la casa o con lo que podríamos obtener en ese momento por su venta. Hablamos de lo que valdría repararla, dejarla como estaba antes de sufrir un siniestro.

Ya que hemos mencionado la superficie de la vivienda, si quieres saber cómo se calcula el tamaño de una casa, te diremos que hay que considerar los metros cuadrados construidos, pero no cuentan las terrazas, los balcones ni las superficies anexas. Aunque, a decir verdad, cuando vamos a hacer un seguro de hogar, lo que se tiene en cuenta son los metros cuadrados que figuran en el catastro, que son los mismos que aparecen en la escritura de propiedad del inmueble.

¿Cómo influye el continente al contratar un seguro de hogar?

Hay que hacer una diferencia entre lo que supone el valor total de la vivienda y el valor de su continente. Y esta no es otra que la primera incluye el valor del suelo sobre el que se alza y en el segundo caso, no se considera el valor de este.

Si tu casa está en una comunidad de propietarios, es interesante que estés al tanto de qué incluye su póliza de seguros, ya que habrá cosas cubiertas de las que quizá puedas beneficiarte y no sea necesario que tú las incluyas en la tuya. 

Y si has mejorado tu casa en alguna forma, tienes construcciones nuevas que hayas podido anexar (o ampliar las que había), habla con tu asesor para poder incluirlas dentro de las coberturas de tu póliza. Es absurdo jugársela porque, por poco más, la totalidad de tu vivienda quedará cubierta ante cualquier situación imprevista que pueda terminar en un siniestro.

Y ya sabemos que como cada compañía tiene sus propias directrices y forma de actuar, siempre es conveniente tener muy claro cuáles son estas, y nuestros asesores son los más indicados para explicarte hasta el último detalle.