Aire acondicionado portátil en El Corte Inglés: ventajas de asegurarlo

Contar con un aire acondicionado portátil si no puedes instalar uno fijo en tu casa te ayudará a  disfrutar más de tu casa en las épocas de calor. Mira lo que tenemos que contarte. PAE

Cada vez que llega el verano, nos exponemos a sufrir el calor que ataca muchas zonas de nuestro país y, año tras año, las temperaturas aumentan de manera implacable respecto al anterior. Por eso, tener un aparato de aire acondicionado portátil parece una buena idea que deberíamos materializar antes del final de la primavera (por si acaso). Y poder hacerle un seguro desde el momento en que lo compras, es un plus que debemos considerar.

Asegura tu aire acondicionado portátil

Cuando decidimos comprar un aire acondicionado portátil, esperamos que nos acompañe durante mucho tiempo, por lo que asegurarlo es una opción muy acertada por si algo inesperado le sucediera. 

Si compras tu nuevo aparato de aire acondicionado portátil en El Corte Inglés, encontrarás a tu disposición un seguro que lo cuide como tú. Cuentas con un seguro específico, El Superseguro Pequeño Electrodoméstico El Corte Inglés, que protegerá durante tres años tu nuevo aparato contra daños accidentales y averías y, además, tendrás el seguro gratuito durante los 3 primeros meses.

Este seguro incluye las caídas al suelo y golpes accidentales, las averías internas que no ampare la garantía del fabricante, el derrame accidental de líquidos que puedan afectar su funcionamiento o las temidas subidas de tensión que a veces se producen en verano.

Además, también disfrutarás de cobertura mundial y un servicio de recogida y entrega a domicilio para reparaciones.

Podrás contratarlo directamente vía web, si compras online, o en las delegaciones que encontrarás en los centros de El Corte Inglés, donde nuestros expertos podrán explicarte de primera mano todas sus ventajas. Si lo prefieres, también puedes hacerlo por teléfono, una vez llegues a tu casa.

¿Es recomendable el aire acondicionado portátil?

Muchas viviendas cuentan ya con una instalación de aire acondicionado por tubos o splits, pero si no es tu caso y no puedes (o no quieres) invertir mucho dinero, si vives de alquiler y el propietario no permite hacer las obras necesarias para su instalación, si la comunidad no autoriza instalar máquinas en el exterior, para colocarlo en tu casa de vacaciones o si simplemente lo necesitas en alguna estancia determinada de tu casa, una máquina de aire acondicionado portátil puede ser la solución que estás buscando.

Desde su aparición en el mercado estos aparatos han evolucionado mucho, y alcanzan un nivel de enfriado que te permitirá disfrutar cómodamente de los días de calor en casa, así que, si te encuentras en alguna de las situaciones anteriores, no pierdas el tiempo y hazte con uno antes de la próxima temporada estival. No ocupan demasiado espacio y su ventaja es que puedes guardarlo si quieres cuando no lo vayas a utilizar.

Puedes llevártelo a otra habitación en cualquier momento, así que, si hace mucho calor en tu cocina durante el cocinado, podrás utilizarlo y trasladarlo después donde prefieras.

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento es muy parecido al de los aires acondicionados fijos, utilizando un sistema integrado de compresión que se encuentra dentro del aparato y que produce aire frío que expulsa a la habitación extrayendo el aire caliente de la estancia en cuestión a través de unas rejillas. El aire extraído que no enfría el aire acondicionado portátil, debe salir al exterior de la vivienda, por lo que es necesario colocarlo cerca de alguna ventana para que el tubo de extracción pueda llevar ese aire fuera de tu hogar.

Su fácil mantenimiento y que no requieran una instalación profesional, hacen del aire acondicionado portátil una opción muy utilizada para combatir las altas temperaturas

La principal ventaja es que no es necesaria una instalación y te ahorrarás el servicio del técnico instalador porque es tan fácil como llevártelo a casa, seguir las instrucciones de fábrica y ponerlo a funcionar.

Además, tienen un mantenimiento muy sencillo ya que, con limpiar regularmente los filtros le darás una larga vida a tu aparato de aire acondicionado. Con esto evitarás la aparición de bacterias y también neutralizarás olores indeseados.

El tubo del aire acondicionado portátil

Puedes encontrar tubos de extracción de distintas medidas, consiguiendo así colocar tu aparato de aire acondicionado en diferentes lugares de la habitación, ya que si tienes uno de longitud suficiente, permitirá que haya más distancia hasta la ventana más próxima.

También podrás encontrar aparatos de aire acondicionado portátil que cuentan con dos tubos, logrando así llegar antes a la temperatura que hayas considerado óptima y con la que lo hayas programado, además de ofrecer una mayor eficiencia.

¿Cuánto consume?

El consumo de tu aire acondicionado portátil puede variar, dependiendo del tamaño y potencia de la máquina y sus componentes, aunque cada vez son más eficientes energéticamente, por lo que debes informarte a la hora de comprarlo acerca de las capacidades de enfriado, de su consumo, y de las calificaciones que cada fabricante otorga en materia de eficiencia energética.

Igual que el aire acondicionado fijo, si lo usamos con sentido común, conseguiremos tener un ambiente adecuado en la habitación elegida sin echarnos las manos a la cabeza al recibir la factura de la luz. Si mantenemos la estancia lo más aislada posible, bajamos las persianas en las horas de mayor intensidad de calor y cerramos puertas y ventanas, el consumo será menor, igual que si decides que funcione de manera intermitente en lugar de continua, o prefieres aclimatar la sala y apagarlo una vez alcance la temperatura deseada.

¿Existen aires acondicionados portátiles sin salida de aire al exterior?

Sí, ya podemos encontrar este tipo de aparatos en el mercado, más cómodos si tenemos en cuenta que no necesitamos tener una ventana cerca para expulsar el aire caliente. Es cierto que se encuadran mejor en la categoría de climatizadores, estando a medio camino entre un ventilador y un aire acondicionado portátil tal y como los conocemos habitualmente. Eso sí, las funciones son las mismas en cuanto a refrigeración y lo práctico de su uso.

Existen muchos modelos donde elegir y su principal diferencia es el funcionamiento ya que en este caso un ventilador incorporado extrae el aire caliente de la estancia y a continuación, gracias al agua fría (incluso cubitos de hielo) que habremos colocado en el lugar indicado, se convierte ese aire caliente recogido en frío y se expulsa al exterior de la máquina una vez purificado.

Desde luego, es una solución de lo más acertada para enfrentarse a los duros días de la temporada estival, y si quieres, puedes considerar la opción de adquirir un modelo que cuente con bomba de calor y así utilizarlo también durante el invierno si deseas mantener más baja la temperatura general de tu casa y calentar un poco más alguna zona determinada.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS