Asegura tu vaporera de El Corte Inglés

Cocinar al vapor ya no es tan complicado como antes con la ayuda de las nuevas vaporeras que encontrarás en el El Corte Inglés. ¿Ya tienes la tuya? PAE

Las vaporeras nos permiten cocinar de forma sencilla, cómoda y rápida. La cocción al vapor que, aunque lo parezca por el auge que está experimentando en este momento, no es un invento nuevo, es una técnica que podemos aplicar a cualquier alimento. Todo esto sin alterar ni su consistencia ni su textura, y prácticamente conservando todos los nutrientes. 

Como hemos visto en líneas anteriores, esto no se trata de una forma novedosa de cocinar, sino que, sobre todo en la gastronomía asiática, se lleva utilizando desde hace siglos. Sin embargo, este tipo de cocción ha estado siempre asociado a una alimentación insípida, incluso terapéutica (como por ejemplo las “dietas blandas”) hasta hace unos años. Ahora cada vez cuenta con un mayor número de usuarios que la emplean debido a sus múltiples ventajas y beneficios tanto para la salud como para la comodidad a la hora de cocinar.

Seguro para vaporera en El Corte Inglés Seguros

Una vez has decidido que necesitas una vaporera en tu cocina, lo mejor que puedes hacer es asegurarla. Cuando compramos un electrodoméstico, lo primero que queremos es que nos dure el máximo tiempo posible, puesto que en muchos casos se trata de una inversión de mayor o menor cuantía y no deseamos que nada nos pueda generar un problema. Tanto si decides hacerlo personalmente o si ya te has unido a las populares compras por Internet a través de nuestra web, podrás contratar un seguro con El Corte Inglés por menos de lo que piensas. Por esto, te ofrecemos el seguro Protección Extra El Corte Inglés, que protegerá tu dispositivo durante los 2 primeros años contra daños accidentales, como si se nos cae por moverlo de un lado a otro o si se derrama algún líquido sobre este, provocando que deje de funcionar correctamente.

¿Para qué sirve una vaporera?

Una vaporera es un utensilio que nos procura un método de cocción que emplea el vapor de agua o de algún otro líquido. Es decir, consiste en cocinar nuestros alimentos dentro de un cesto con orificios a través de los que los alimentos quedan expuestos al vapor que proviene del agua que hierve en una olla en la que encajaremos este cestillo, pero sin llegar a entrar en contacto con ella. Así, se cuecen absorbiendo la humedad del líquido sin llegar a perder sus nutrientes o su sabor, por lo que pueden conservar su textura y todas sus características nutricionales. Esto también ayuda a que los platos tengan más sabor y no necesites recurrir a salsas que puedan no ser tan saludables como desearíamos.

La cocina al vapor ofrece muchas ventajas ya que se puede cocinar manteniendo todas las vitaminas de los ingredientes y, además, con menor cantidad de grasa, lo que te ayudará a disminuir los niveles de colesterol. Que no se necesite ningún tipo de grasa ni aceites te permite mantener una dieta más saludable mientras disfrutas del sabor exquisito de tus platos.

Pero aún tiene muchas otras ventajas, como por ejemplo que haya una gran cantidad de alimentos que se pueden cocinar al vapor: pescados, pollo, pasta, toda clase de verduras, etc. También es un buen método para calentar la comida sin que se queme por exceso de temperatura.

Su funcionamiento es muy sencillo, por lo que, al facilitarnos el cocinado, también evita que busquemos alguna excusa para lanzarnos a comer cualquier cosa rápida que no debamos. Ocupan muy poco espacio en la cocina y ensucian poco, además de que son muy fáciles de limpiar, por lo que no es raro que se acaben usando muy a menudo.

Las vaporeras nos permiten cocinar una gran variedad de alimentos manteniendo su sabor y sus características nutricionales

Dejamos para el final una de sus mayores ventajas, y es que, al ser sus recipientes apilables, podemos preparar varios tipos de alimentos a la vez. Por si todos estos puntos a favor fueran pocos, se añade su bajo consumo, puesto que no necesita una potencia muy elevada y no hace falta tenerla encendida mucho tiempo; por lo tanto, no tiene un alto gasto energético.

Unimos la sencillez de su manejo a sus múltiples ventajas y beneficios por lo que no podemos perder la oportunidad de cocinar de una forma sana, cómoda, fácil y rápida sin que tus platos pierdan su esencia.

Algunos consejos para cocinar al vapor

Aunque hay otras formas (más antiguas) de cocinar al vapor, el uso de la vaporera es muy sencillo: solo debes colocar los alimentos en los recipientes, acoplar estos últimos a la máquina y ponerla a funcionar. Recuerda que hay que llenar de agua el tanque que suele estar en la base del electrodoméstico o podrías causar graves daños al aparato.

Para utilizar correctamente estos utensilios, debes tener en cuenta que los recipientes tienen una capacidad máxima, es decir, que si pones más cantidad de la debida lo que puede pasar es que no se cocine bien. Esto suele venir convenientemente indicado en las instrucciones.

Además, como con cualquier otro electrodoméstico, cuando termines de cocinar debes limpiar todos los recipientes y el depósito de forma adecuada. Una ventaja es que suelen ser compatibles con el uso del lavavajillas. En cuanto al depósito, solo necesitaríamos pasar un paño, puesto que solo habrá contenido agua.

Algunos otros consejos para utilizar la vaporera podrían ser: 

Es recomendable poner los alimentos más duros y de cocción más lenta en las zonas del interior y los más tiernos en la parte superior. También debes cuidar la cantidad de líquido que utilizas con el fin de que el resultado sea idóneo, así que debes cubrir el alimento con la cantidad de agua suficiente para que no se evapore toda antes de que la comida haya llegado a cocinarse completamente. Una vez acabes, puedes pasar los alimentos por agua fría para detener completamente la cocción y evitar que sigan haciéndose con el calor que contienen. Es una buena forma de obtener verduras crujientes, si controlas bien los tiempos de cocinado de cada una. También debes recordar que los tiempos de cocción pueden variar según el alimento. Y para despedirnos, un truco que da un sabor increíble a tus platos: aromatizar el agua agregando especias.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS