¿Cómo arreglar una plancha o un centro de planchado?

Tengas plancha o central de planchado, te interesa saber cómo puedes arreglarla y si cómo puede ayudarte el seguro. PAE

 

La mayoría de las personas dedican de una a dos horas semanales a la tarea de planchar, así que es muy importante que tu plancha o centro de planchado funcione adecuadamente para no estropear la prenda de ropa.

Según un estudio realizado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) los centros de planchado son menos comunes que las planchas de vapor. Hacer regularmente un mantenimiento de tu plancha es igual de importante que elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades en el momento de comprarlo.

Si tu plancha no está en unas condiciones óptimas tendrás que invertir más tiempo y esfuerzo en el momento de planchar y es posible que los resultados no sean buenos. Los problemas o averías más comunes se dan de forma similar tanto en las planchas a vapor como en los centros de planchado.

¿Cómo puede ayudarte El Corte Inglés Seguros con las averías en tu plancha?

Cuando compres una plancha por un importe igual o superior a 300 euros en nuestras tiendas de El Corte Inglés o Hipercor puedes asegurar el producto con los Superseguros para Pequeños Electrodomésticos de El Corte Inglés Seguros.

Para contratar el Superseguro para Pequeños Electrodomésticos es imprescindible que el cliente entregue el tique de venta de El Corte Inglés, puede ser en papel o de forma electrónica. 

Si compras tu plancha o centro de planchado en El Corte Inglés, podrás asegurarlo con El Corte Inglés Seguros, los únicos que ofrecen tres meses de seguro totalmente gratuito a sus clientes. Este seguro se extenderá si así lo deseas durante 2 años y nueve meses más una vez finalice el periodo gratuito, ofreciendo las mismas coberturas.

Resuelve tus dudas sobre nuestro Superseguro para Pequeños Electrodomésticos poniéndote en contacto con nuestros asesores. Puedes hacerlo de forma rápida y sencilla a través de esta página web mediante los botones que puedes encontrar en la parte inferior (“Llámanos” para que seas tú quien se ponga en contacto de forma directa con nosotros o “Te llamamos” para que uno de nuestros asesores se ponga en contacto contigo lo antes posible).

Daños y coberturas para tu plancha con El Corte Inglés Seguros

Cuando contrates el Superseguro para Pequeños Electrodomésticos de El Corte Inglés, debes tener en cuenta las coberturas que este puede ofrecerte para tu plancha o centro de planchado.

  • Coberturas por daños materiales como consecuencia de siniestros accidentales producidos de forma súbita e imprevista
  • Coberturas por avería interna de tipo  mecánico, eléctrico o electrónico.

Este seguro también incorpora un servicio de reparación para tu plancha o centro de planchado que incluye la recogida y la entrega del pequeño electrodoméstico en tu domicilio. 

Además, si el coste de la reparación de tu plancha o centro de planchado es igual o superior al valor de sustitución del pequeño electrodoméstico siniestrado El Corte Inglés Seguros sustituirá el electrodoméstico dañado por uno igual y, en caso de no comercializarse, por uno de similares características técnicas.

Cuando tengamos contratado el seguro para nuestra plancha o centro de planchado también podremos optar por una indemnización monetaria en vez de por la reposición del pequeño electrodoméstico asegurado -el límite máximo de indemnización no superará el precio de adquisición del pequeño electrodoméstico, ya que anualmente el valor de la indemnización se depreciara en un 10% anual sobre el precio de compra del bien-. 

También destacamos que este seguro incluye como cobertura complementaria la indemnización por el Consorcio de Compensación de Seguros de los siniestros de carácter extraordinario que puedan ocurrir en el territorio nacional, y que están de acuerdo con lo establecido en su reglamento y demás disposiciones legales vigentes.

Cómo mantener tu plancha en buen estado

Como siempre, intentamos darte los mejores consejos para mantener tu plancha o centro de planchado en buen estado. La mayoría de las planchas solo necesitan un mínimo mantenimiento para seguir funcionando como el primer día.

Lo primero que podemos recomendarte siempre es seguir el manual de instrucciones del fabricante; sabemos que puede dar mucha pereza leerse ese manual tan aburrido, pero es la mejor opción para conocer lo que tu electrodoméstico necesita.

Asegúrate de que el cable no tenga nudos ni esté tirante, si al mover la plancha se tensa demasiado es probable que acabe estropeándose enseguida.

La tabla de planchar debe tener una superficie completamente plana, de esta forma evitarás daños en la suela de tu plancha.

Otra cosa muy importante y que nunca solemos hacer es fijarnos en las etiquetas de la ropa: en ellas viene indicada la temperatura adecuada para plancharlas. Si te excedes con la temperatura de tu plancha puedes quedarte con tejido adherido a la suela. Si aún no te ha pasado, créenos, es muy complicado de limpiar.

Cuando termines de planchar te recomendamos vaciar el depósito de agua, además la mayoría de los aparatos incluyen una función de autolimpieza para la que será imprescindible que esté vacío.

Si necesitas limpiar la suela de tu plancha hazlo exclusivamente con un paño húmedo, siempre con la precaución de que el pequeño electrodoméstico esté desenchufado y frío.

¿Qué hacer si te quemas planchando?

Como sabemos que es relativamente frecuente quemarnos mientras planchamos, también te vamos a dar algunos consejos para que sepas qué hacer en todo momento.

Según las indicaciones del SAMUR y Protección Civil, las quemaduras de primer grado afectan a la parte más externa de la piel y generan bastante dolor. Sumerge la zona afectada en agua fría durante 10 minutos aproximadamente; si el dolor persistiera y empezaran a aparecer ampollas, la zona afectada fuera demasiado grande o tuviera un aspecto carbonizado es mejor que acudas a urgencias lo más rápido posible.

Si la ropa se quedara pegada a la piel no la retires nunca y acude a urgencias inmediatamente. Recuerda también que puedes tapar con un apósito estéril la quemadura ya que la exposición al aire puede causar dolor, pero nunca apliques ningún tipo de ungüento (crema, pomada, pasta de dientes, etc.).

Esperamos que nunca tengas que recurrir a estos consejos, pero si fuera necesario recuerda que siempre debes acudir a un especialista para que revise la gravedad de las heridas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS