Hervidor de agua en El Corte Inglés: así lo puedes asegurar

Con un hervidor de agua en casa acelerarás mucho los procesos de cocinado que necesiten llevar agua a ebullición, además de disfrutar de infusiones del mejor sabor. PAE

Los hervidores de agua son pequeños electrodomésticos que pueden hacer nuestro día a día un poco más sencillo puesto que son fáciles de limpiar, de transportar y que, además, son mucho más seguros que hervir el agua en un cazo como se ha hecho desde siempre. 

Hoy por hoy, los hervidores se han convertido en un elemento fundamental en muchos hogares, lo que hace que cada vez existan más modelos en el mercado, contando ya con un amplio catálogo de funciones, tamaños, precios y diseños.

Si estás decidido a incorporar un nuevo hervidor de agua a tu cocina, no pierdas la oportunidad de asegurarlo para disfrutar de él sin preocupaciones. 

Seguro para hervidor con El Corte Inglés Seguros

Ahora tienes la opción de proteger tu nuevo hervidor de agua en El Corte Inglés frente a daños accidentales frecuentes en el día a día. Déjate asesorar por nuestros expertos si decides adquirirlo en tienda física o bien comprueba antes de hacer tu compra online que se trate de uno de los modelos asegurables con nuestro seguro Protección Extra El Corte Inglés. Nunca antes contar con un seguro profesional y completo fue tan económico y, a la vez, sencillo. Revisa que bajo el producto elegido aparezca el apartado “Disfruta sin preocupaciones” donde podrás comprobar su precio y condiciones, así como añadirlo fácilmente a la cesta de tu compra.

Con este seguro, tu hervidor eléctrico quedará protegido frente a los siguientes hechos accidentales:

  • Golpes o caídas al suelo.
  • Derrames de líquidos sobre el hervidor.
  • Subidas de tensión.
  • Recogida para su reparación tras un accidente contemplado en el contrato y su posterior entrega, ambos a domicilio.

Además, la cobertura no se limita a tu hogar, contarás con ella tanto en todo el territorio nacional como en el extranjero siempre que se trate de viajes de hasta 3 meses de duración. No tendrás que renunciar a tu tranquilidad si decides llevar contigo tu hervidor durante, por ejemplo, unas vacaciones lejos de tu casa. 

Asegurar un hervidor no dista mucho de tener, por ejemplo, un seguro de coche. Se trata de invertir una cantidad pequeña frente a los gastos que pueden resultar tras un accidente. Si necesitas asesoramiento sobre cualquier seguro no dudes en consultar con nuestros expertos. Recuerda que tener los seguros al día y contar con las mejores coberturas es garantía de tranquilidad.

¿Para qué sirve un hervidor? Así te puede ayudar en tu día a día

Un hervidor tiene la función de calentar el agua hasta su punto de ebullición lo cual es un elemento clave en muchas recetas que hacemos en nuestra rutina diaria. Preparar un café o un té de tu sabor preferido será mucho más rápido utilizando un hervidor, pero no es todo lo que se puede hacer con este pequeño ayudante. Lo cierto es que puedes hervir agua para preparar huevo, arroz, cuscús, o pasta de una forma más ágil que esperar a que el agua hierva en una olla.

Además, si buscas reducir tu consumo eléctrico será un gran aliado puesto que consumirá mucha menos cantidad de electricidad que calentar agua en el microondas, y desperdicia menos energía que cuando hervimos agua en un fuego convencional o en una placa vitrocerámica.

Lo más destacable en ellos es la multitud de opciones entre las que se puede elegir; lo ideal es que te dejes asesorar para encontrar el que mejor se adapte al uso que le quieres dar o a tus circunstancias personales. Por ejemplo, existen modelos que cuentan con un sistema de seguridad más completo, con más capacidad, que prolongan el tiempo que se mantiene caliente el agua o con una mayor precisión respecto a la temperatura para poder preparar alguna variedad de té o infusión que requiera de exactitud en los grados a los que se debe infusionar.

¿Se puede calentar leche?

El mejor consejo que podemos darte para este pequeño electrodoméstico, así como también para cualquier otro que acabes de comprar, es que leas detenidamente las especificaciones del fabricante con el fin de no cometer errores por el entusiasmo de estrenarlo.

A pesar de que puede resultar muy atractivo poder calentar la leche rápidamente por las mañanas en el hervidor, lo cierto es que no está recomendado

Un hervidor de agua no está preparado para hervir ningún otro líquido y, si decides hacerlo, puede quedar inutilizable

Esto se debe a que el hervidor de agua está preparado para apagarse cuando percibe que el vapor llega a la superficie, sin embargo, la leche, por su composición, no genera ese vapor, obligando al hervidor a continuar calentándose y provocando que la leche se queme o se derrame causando posibles daños irreparables.

Consejos para limpiarlo

Para que tu hervidor de agua se mantenga en perfecto estado se debe limpiar con regularidad. Si bien es cierto que, al no estar en contacto con alimentos o líquidos que lo ensucien de una forma más notoria, es común pensar que no necesita una limpieza profunda tras su uso, pero esto es un error. Al hervir el agua se genera una capa de cal que deja un aspecto blanquecino con el paso del tiempo y que puede alterar el sabor de la bebida o alimento que quieras preparar con esa agua y el propio funcionamiento del aparato.

Lo mejor de todo es que, con un producto tan sencillo como el vinagre blanco, conseguirás que tu hervidor se mantenga reluciente como el primer día. Para ello solo tienes que poner a hervir una mezcla de agua (75% aproximadamente del total) y vinagre blanco (el 25% restante). Después basta con dejarlo reposar un par de horas, vaciar la mezcla, volver a llenarlo (esta vez sólo con agua) y hervir de nuevo. 

Si quedase olor a vinagre dentro del hervidor puedes eliminarlo repitiendo el aclarado hasta que desaparezca por completo. Aunque tengas que repetir el proceso en alguna ocasión, te recomendamos este proceso dado que no se utiliza ningún producto químico que pueda dejar residuos y afectar a la salud de tu familia.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS