Daños por lluvia en el seguro de hogar

Los daños por lluvia son uno de los siniestros que más se dan cuando necesitamos echar mano de nuestro seguro de hogar. ¿Has revisado las coberturas del tuyo? Seguridad en el Hogar

Cada año con el otoño comienza la temporada de lluvias en nuestro país y, con ella, se inicia un periodo en el que debemos estar pendientes constantemente de las previsiones meteorológicas, puesto que pueden cambiar de un día para otro repentinamente o, incluso, más de una vez en el mismo día. La lluvia es necesaria, especialmente en tiempos de sequía, pero también puede llegar a ocasionar consecuencias nefastas en un hogar si es excesiva. Por eso, es muy importante conocer cuáles son las coberturas del seguro de hogar frente a este tipo de daños y también cuáles son los daños excluidos. Si quieres saber cómo te ayuda tu seguro con los daños por lluvia, aquí te lo contamos todo.

¿Qué cubre el seguro de hogar en los daños por lluvia?

Los seguros de hogar garantizan hacerse cargo de los costes derivados de daños por lluvia, viento, nieve, daños por granizo o pedrisco y en algunas ocasiones, por inundaciones. En líneas generales, puede decirse que los seguros de hogar multirriesgo que cubren los fenómenos atmosféricos incluyen los daños por lluvia siempre y cuando dicha precipitación supere un límite preestablecido en el contrato que, de forma habitual, es de 40 litros/m2 por hora.

Cuando las precipitaciones superen ese mínimo, se considerará que la lluvia ha sido lo suficientemente intensa como para generar desperfectos en un hogar que no tuviese daños preexistentes.

  • Inundaciones

En caso de que haya una inundación debida a una lluvia superior al límite de 40 litros/m2 por hora el seguro cubrirá los daños de diversas maneras; sin embargo, si se considera que ha existido un daño cuya causa es un hecho extraordinario será el Consorcio de Compensación de Seguros quien asumirá las indemnizaciones. Cabe destacar que, contra lo que muchas personas piensan, este consorcio solo cubre aquellos bienes para los que se tiene contratado un seguro, es decir, sin seguro de hogar no se haría cargo, independientemente del origen del siniestro.

  • Daños a terceros

Por otra parte, si debido a un daño por lluvia nuestro hogar provocase filtraciones de agua a otra propiedad causando desperfectos en ella, será la cobertura de Responsabilidad Civil la encargada de todos los daños relacionados con terceras personas y bienes de terceros.

  • Lodos

A consecuencia de los daños por fenómenos atmosféricos es común que sea necesario retirar lodo de la vivienda asegurada y lo habitual es que esté incluido entre las coberturas del seguro de hogar.

¿Cubre el seguro goteras por lluvia?

Si el motivo de que el agua de la lluvia haya podido filtrarse a través de techos, tejados, paredes o muros es la falta de mantenimiento o reparaciones, el seguro no se hará cargo de dichos daños. Por el contrario, si la vivienda se encuentra en buen estado de conservación antes del daño por lluvia y se cumplen los requisitos establecidos la compañía sí cubrirá los daños provocados por filtraciones o las goteras aparecidas a causa de la lluvia.

Si estos daños ocurren por omisión de cierre de puertas o ventanas o porque las mismas no ajustan correctamente por un mal mantenimiento, la aseguradora puede negarse a cubrir los daños, así como si existen defectos en la construcción que hacen que el riesgo se agrave.

Además, los daños por agua en general son un gran ejemplo de por qué se debe tener correctamente asegurado un hogar, dado que si la vivienda afectada es una vivienda de veraneo se debe asegurar como tal ya que si está declarada como vivienda de uso habitual probablemente no se tenga cobertura si se declara el daño meses más tarde de haber ocurrido. Por el contrario, se entiende que si se trata de una vivienda de uso ocasional o secundario puede pasar mucho tiempo hasta que se advierte el daño y se declara a la compañía aseguradora. A la hora de comparar seguros de hogar presta atención a los detalles y déjate asesorar para evitar problemas de cobertura tan simples de resolver como este.

¿Qué cantidad de lluvia es la que cubre el seguro?

Como ya mencionábamos al principio de este artículo, las compañías de seguros establecen una cantidad a partir de la que se harán cargo del daño causado por la lluvia fijado normalmente en 40 litros por metro cuadrado a la hora. La forma en la que se confirma si en el momento del daño se cumplía con este mínimo es recurriendo a la Agencia Estatal de Meteorología.

Conocer el momento exacto en el que se originó el daño por lluvia puede resultar crucial

Del mismo modo, este límite ha de aparecer especificado en las condiciones del contrato, así sea en las condiciones particulares o en las condiciones generales puesto que, si no aparece ninguna cantidad no sería aplicable este mínimo y la compañía debería indemnizar por los daños independientemente de los litros por metro cuadrado que lluevan.

La cobertura de daños estéticos

Los daños estéticos en un seguro de hogar cubren los desperfectos causados por un accidente contemplado en el contrato y que alteran la armonía estética que existía antes de dicho siniestro. Se trata de una cobertura muy importante si hablamos de los daños por lluvia puesto que es muy habitual que se necesite recurrir a ellos cuando se dan filtraciones y daños atmosféricos en una casa. 

Imaginemos por ejemplo que tras una jornada de lluvias intensas que superan la cantidad establecida en la póliza se ve afectado el salón de nuestro hogar, el suelo de madera se ha levantado y parte de las paredes ha quedado embarrada. Pues bien, la cobertura encargada de cubrir los desperfectos es la cobertura de daños atmosféricos pero la encargada de que no sólo se cambien los trozos de suelo afectados, sino que se deje todo igualado, aunque suponga cambiar todo el suelo de la estancia o de que se pinten todas las paredes y no solo los metros mojados, es la cobertura de daños estéticos

Se trata de una cobertura indispensable para cualquier seguro de hogar, puesto que es la que nos permite tener la tranquilidad de que la casa quedará perfecta tras un siniestro.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS