Descubre qué es el sistema bonus malus y por qué afecta al precio de tu seguro

Habrás oído hablar del "bonus malus" en los seguros de coche. Hoy aprenderás qué es y cómo nos afecta en el precio de nuestra póliza. Automóvil

Hay razones por las que el seguro de nuestro vehículo puede aumentar de precio y no tienen que ver con aquella leyenda urbana acerca del color que elegías para tu coche, sino con otras que se refieren más a la frecuencia con la que lo utilizamos o dónde lo aparcamos cada noche. Y también la que hoy nos ocupa, el bonus malus.

¿Qué es el sistema bonus malus?

Este no es otra cosa que un método de tarificación usado por las compañías de seguros y por el que bonifican o penalizan a los asegurados en el importe de sus primas, al tener en consideración si han estado o no involucrados en siniestros anteriormente.

España es uno de los países en los que este sistema es de aplicación, como se hace en otros del continente europeo, así que es interesante conocer cómo funciona y de qué manera nos afecta cuando vamos a contratar un seguro de coche.

Instaurado en nuestro país en la década de los 60, premia o “castiga” a los conductores de acuerdo con su forma de conducir y el respeto que muestren a las normas de tráfico y circulación. Si durante un plazo de tiempo estipulado el conductor no tiene ningún accidente, será bonificado y la prima del año siguiente será inferior mientras que, si los tiene, será penalizado con una subida de la prima de su póliza en el momento de la renovación. 

Esta es la forma de verlo desde el lado del usuario, aunque las compañías lo consideran un sistema por el que se premia a los buenos conductores, aquellos que no han necesitado hacer uso del seguro de su coche durante toda la anualidad y que serán bonificados con primas más baratas que aquellos que tienen mayor siniestralidad.

El sistema goza de flexibilidad y podría ocurrir que un asegurado bonificado vire a ser penalizado por sufrir un aumento su siniestralidad o todo lo contrario. 

También debes saber que no todas las aseguradoras contemplan el mismo baremo, por lo que puede ser un dato interesante sobre el que pedir información a la hora de comparar seguros de coche, aunque es bastante parecido.

¿Por qué existe este sistema?

Gracias a un fichero en el que se recogen los partes que cualquier conductor ha dado durante sus años al volante, que se conoce como SINCO, las compañías pueden consultar estos datos para decidir si aseguran o no y si la respuesta resulta ser afirmativa, a qué precio

Hay que tener en cuenta que no todos los asegurados representan el mismo riesgo para la aseguradora y aquellos que ostenten un riesgo bajo son bonificados mediante descuentos, sistemas de puntos, premios o regalos, ya que cada aseguradora tiene su propia política de actuación.

El sistema bonus-malus se utiliza para bonificar a los buenos conductores; la mala noticia es que penaliza a los que cuentan con alta siniestralidad

De esta manera, si un conductor decide cambiar de compañía porque su prima le resulta elevada a la renovación de la póliza, la nueva aseguradora puede consultar en este fichero el historial de siniestralidad del solicitante y ver, según el baremo que aplican para el sistema bonus-malus, qué tarifa le corresponde a su póliza de seguros.

Además, al utilizarse en varios países de Europa, las aseguradoras pueden, en función de este sistema, bonificar, penalizar o directamente decidir no asegurar a los conductores que soliciten un seguro para su coche fuera de nuestras fronteras.

Está claro que atender a las normas, sumado a la precaución y la prudencia al volante, tiene premio

¿Cómo afecta al precio de tu seguro?

El historial de un conductor y la siniestralidad son sobre lo que pivota el sistema bonus-malus cuando hablamos del seguro de un coche. Los datos acerca de los accidentes en los que nos hemos visto envueltos quedan registrados y todas las aseguradoras pueden tener acceso a ellos. 

Esto significa que no podremos poner nuestro contador a cero aunque cambiemos de compañía, ya que podrán consultar nuestro historial y dependiendo de él, el precio que consigamos será uno u otro, en función de si hemos tenido muchos, pocos o ningún siniestro.

De aquí salen algunas de las bonificaciones en los seguros de coche que puedes llegar a conseguir, ya que si tu posición en la tabla de bonus-malus es buena, tu aseguradora puede bonificarte hasta con un 30% en tu segundo año con la misma compañía y hasta con el 50% en las anualidades siguientes. 

Consulta con la aseguradora de tu elección cuáles son sus descuentos para conocerlos y poder tenerlos en cuenta. Pregunta también cuántos partes puedes dar anualmente como máximo para obtener esta bonificación.

Por otro lado, las penalizaciones también tienen que ver con el bonus-malus. Si das más del número de partes que la aseguradora contempla como tope para no penalizarte, tu prima subirá en la próxima renovación. No olvides que dependiendo de cuántos partes con culpabilidad estemos hablando o de si has provocado tú el accidente, tu compañía de seguros podría incluso declinar continuar asegurándote.

De todo esto cabe deducir que, para abaratar la prima de tu seguro, lo mejor es permanecer fiel varios años a la misma aseguradora y conducir con cuidado para así no tener accidentes.

Si te preocupa la utilización de este sistema, debes saber que las compañías de seguros cuentan con sus propias tablas y en ellas se detallan qué porcentajes son de aplicación tanto para bonificar como para penalizar, junto con la cantidad de siniestros que puedes dar anualmente, y te serán entregadas cuando contrates una nueva póliza de seguro para tu coche.

Es obligatorio que te la presenten, ya que tienes derecho a saber en qué medida puede alterarse la prima de tu seguro y de qué dependerá esta variación. No olvides pedirla ya que si no te la entregasen podrías exigir que te mantuvieran el precio de tu seguro en el año precedente a pesar del número de siniestros en que hubieras participado.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS